Estudio revela cuál fue realmente la primera forma de vida animal

Genética, Biología y Química

Por Sophimania Redacción
11 de Abril de 2017 a las 08:47
Compartir Twittear Compartir
Estudio revela cuál fue realmente la primera forma de vida animal

Históricamente, los investigadores creían que las esponjas de mar (Porifera), debido a su inherente simplicidad biológica, fueron la forma más temprana de vida animal. Sin embargo, utilizando un nuevo análisis genómico, los investigadores creen que las malaguas o medusas (Ctenophora) que depredan las esponjas, son las formas de vida más antiguas, a pesar de que son más complejas. El estudio se publicó en Nature Ecology & Evolution.

"El método actual que los científicos usan en los estudios filogenómicos es recolectar grandes cantidades de datos genéticos, analizar los datos, construir un conjunto de relaciones y luego argumentar que sus conclusiones son correctas debido su análisis", explica el Biólogo Antonis Rokas de la Universidad de Vanderbilt. "Esto ha funcionado muy bien en el 95 % de los casos, pero ha llevado a diferencias aparentemente irreconciliables en el restante 5 %".

Esas diferencias irreconciliables se pueden ver diseminadas a lo largo de la última década, donde grupos de científicos se contradicen entre sí, con una serie de estudios genómicos alegando alternativamente que las malaguas o esponjas son la rama más antigua del árbol de la familia animal. El ejemplo más reciente de esto fue un estudio publicado en marzo que afirmaba que las esponjas fueron las primeras formas de vida animal.

Para comprender mejor este fenómeno, Rokas y su equipo han ideado una nueva forma de comparar genes compartidos entre diferentes animales, para averiguar quién está más estrechamente relacionado con quién. Con esta técnica en mente, probaron el enfoque de 18 relaciones polémicas en el campo de la biología evolutiva: siete casos de animales, cinco de plantas y seis de los hongos.

"El truco es examinar las secuencias de genes de diferentes organismos para averiguar cómo se identifican con sus parientes más cercanos. Al mirar un gen en particular en un organismo preguntamos si está más estrechamente relacionado con su contraparte en otro organismo y por cuánto. Al contrastar la diferencia entre cuánto aporta cada gen a una hipótesis, el equipo encontró una medida que llaman la señal filogenética.

Cuanto mayor es esta señal más probable es que un animal esté relacionado con otros animales que vinieron después de él, lo que significa que es más probable que hayan evolucionado y existieran antes que los otros con los que están relacionados. En el estudio, el equipo encontró que las malaguas cumplían este criterio.

Por supuesto, dada la larga historia de debate en esta área, es probable que estos hallazgos no sean la última palabra sobre el dilema de las esponjas y las malaguas. El mismo enfoque sugiere que los cocodrilos están más estrechamente relacionados con las aves que con las tortugas, otro punto reciente de discusión en el mundo de la ciencia.

 

FUENTE: ScienceAlert

 Si quieres estar siempre enterado de lo último y lo mejor en descubrimientos, investigaciones y avances científicos y tecnológicos SUSCRÍBETE AQUÍ en un solo paso. Recibirás un boletín semanal con lo mejor de Sophimanía. 


#animal #esponja #evolucion #malagua
Compartir Twittear Compartir