Gas Sarín: 6 datos sobre el letal agente nervioso

Genética, Biología y Química

Por Sophimania Redacción
7 de Abril de 2017 a las 13:17
Compartir Twittear Compartir
Gas Sarín: 6 datos sobre el letal agente nervioso
El gas Sarín tiene horribles efectos en el cuerpo humano. Foto: Internet

El 4 de abril vimos con horror las fotos de decenas de personas, entre ellos niños, muertos en Siria a raíz de un ataque con un agente neurotóxico. El nombre de esta arma es gas Sarín y se encuentra entre uno de los más letales y horribles porque interfiere con las señales dentro del sistema nervioso.

Aquí enumeramos algunos datos sobre esta arma química

Fue creado como pesticida

El Sarín fue desarrollado en 1938 en Alemania. El químico fue creado inicialmente para ser un pesticida para matar insectos, no seres humanos, según los Centros de Estados Unidos para el Control y Prevención de Enfermedades. El sarín, junto con ciertos pesticidas y otros agentes nerviosos, pertenece a una familia de productos químicos llamados organofosforados.

Es claro e incoloro

En su forma líquida, el Sarín es claro, incoloro, inodoro y sin sabor. La forma líquida del agente puede convertirse en un vapor, que la gente puede respirar. Durante el ataque en Siria el 4 de abril, el producto químico se esparció gracias a un ataque con bombas, de acuerdo con fuentes de noticias

Horribles efectos en el cuerpo humano

Al igual que otros agentes nerviosos, el Sarín se dirige a una enzima dentro de las uniones neuromusculares del cuerpo, donde los nervios se encuentran con los músculos. Por lo general, esta enzima desactiva la molécula de señalización nerviosa acetilcolina. Pero el gas detiene esta desactivación bloqueando la enzima.

Una vez que l enzima está apagada, la acetilcolina estimulará repetidamente los receptores de las células nerviosas. Esto puede llevar a la acetilcolina a acumularse en los músculos, provocar espasmos excesivos y parálisis, dijo el Dr. Lewis Nelson, presidente de la medicina de emergencia en la Escuela de Medicina de Rutgers New Jersey. Si los músculos que controlan la respiración se paralizan, la persona puede morir, dijo.

Los pesticidas organofosforados y los agentes nerviosos también pueden dirigirse a la misma enzima en las glándulas, lo que puede conducir a la liberación excesiva de líquidos. Por esta razón, las personas que están expuestas al Sarín, ya sea a través de la piel o la inhalación, pueden experimentar diarrea, junto con emisión excesiva de líquidos desde ojos, narices, bocas, glándulas sudoríparas y tracto urinario. Las personas que están expuestas al Sarín también pueden experimentar convulsiones y pupilas dilatas

Tratamiento

El Sarín puede causar síntomas en cuestión de segundos a minutos, dependiendo de su ruta y los niveles de exposición. Las personas expuestas deben rápidamente descontaminarse eliminando su ropa y lavándose la piel con jabón y agua, dijo Nelson. También deben limpiar la boca y los ojos con agua.

Las personas paralizadas deben usar una máscara de oxígeno unido a un dispositivo que les ayudará a respirar. Sin embargo, debido a que el sarín afecta a muchos órganos del cuerpo que, por lo general, los afectados necesitan de un antídoto para poder sobrevivir.

Un antídoto, la atropina, bloquea los receptores de acetilcolina, evitando la sobreestimulación  de los músculos. La otra, pralidoxima o 2-PAM, elimina el Sarín de la enzima que impide que la acetilcolina se acumule. Sin embargo, ambos antídotos deben administrarse en unos 10 minutos de exposición para ser efectivos, dijo Nelson.

Está prohibido

El Sarín y otros agentes nerviosos están prohibidos bajo la Convención de Armas Químicas. Más de 190 países en todo el mundo participan en la convención. Hasta la fecha, casi el 95% de las existencias de armas químicas declaradas en los países que participan en la convención han sido destruidas, según la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas.

Fue usado por terroristas japoneses

Un ataque mortal al metro de Tokio en 1995 hizo del sarín uno de los agentes nerviosos más conocidos del mundo. Los miembros del culto apocalíptico Aum Shinrikyo lo usaron en sus ataques. Sus primeras víctimas murieron en 1994, cuando el culto envenenó a la gente en Matsumoto, Japón.

Más tarde, en 1995, los miembros de Aum Shinrikyo llenaron bolsas de plástico con sarín líquido y los colocaron bajo los asientos de los coches del metro de Tokio. Los perpetradores perforaron las bolsas y luego salieron de los trenes. Los ataques al metro resultaron en 13 muertos y más de 5 mil heridos, informaron fuentes de noticias.

 

FUENTE: SCIENCELIVE

 

Si quieres estar siempre enterado de lo último y lo mejor en descubrimientos, investigaciones y avances científicos y tecnológicos SUSCRÍBETE AQUÍ en un solo paso. Recibirás un boletín semanal con lo mejor de Sophimania. 


#siria #sarin
Compartir Twittear Compartir