Los pulpos y los calamares pueden editar sus propios genes

Genética, Biología y Química

Por Sophimania Redacción
12 de Abril de 2017 a las 19:38
Compartir Twittear Compartir
Los pulpos y los calamares pueden editar sus propios genes
En los últimos años se ha descubierto que los pulpos poseen una particular inteligencia. Foto: Internet

Una reciente Investigación publicada en Cell ha detectado que los pulpos y los calamares pueden editar sus propias instrucciones genéticas. A diferencia de otros animales, los cefalópodos (la familia que incluye pulpos, calamares y sepias) no obedecen los comandos de su ADN a la letra.

En su lugar, a veces interfieren con el código a medida que es transportado por un "mensajero" molecular. Esto tiene el efecto de diversificar las proteínas que sus células pueden producir, dando lugar a algunas interesantes variaciones.

El sistema puede haber producido un tipo especial de evolución basada en la edición de ARN en lugar de mutaciones en el ADN y podría ser responsable del complejo comportamiento y alta inteligencia observada en los cefalópodos, según algunos científicos.

El ARN, un primo cercano del ADN, se utiliza para transferir instrucciones de tipo software desde los genes a la maquinaria de fabricación de proteínas en las células. Los científicos descubrieron que más del 60% de las transcripciones de ARN en el cerebro del calamar son codificadas por edición. En otros animales, que van desde las moscas de la fruta hasta los seres humanos, tales eventos de re-codificación sólo ocurren el 1% del tiempo.

En el estudio, los científicos identificaron decenas de miles de sitios de recodificación de ARN evolutivamente conservados en esta clase de cefalópodos, llamada coleóide. La edición se enriquece especialmente en el sistema nervioso coleóide, afectando a las proteínas que son los actores clave en la excitabilidad neuronal y la morfología neuronal.

Los científicos encontraron similares niveles altos de edición de ARN en tres otras especies de cefalópodos "inteligentes", dos pulpos y una sepia. La mecánica de los cefalópodos para editar el ARN todavía está siendo investigada.

"¿Cuándo se encienden y bajo qué influencias ambientales? Podría ser algo tan simple como los cambios de temperatura o tan complicado como la experiencia, una forma de memoria", dice Joshua Rosenthal, autor principal del estudio, del Marine Biological Laboratory en Woods Hole, Estados Unidos.

Los científicos también descubrieron un equilibrio sorprendente entre los altos niveles de recodificación de ARN y la evolución genómica en estos cefalópodos. La forma más común de edición de ARN es llevada a cabo por las enzimas ADAR, que requieren grandes estructuras flanqueando los sitios de edición. Estas estructuras se conservan en el genoma coleoide junto con los propios sitios de edición. La tasa de mutación genética en estas regiones está severamente deprimida, informó el equipo.

"La conclusión aquí es que para mantener esta flexibilidad para editar el RNA, los coleóides han tenido que renunciar a la capacidad de evolucionar mucho en las regiones circundantes", dijo Rosenthal. "La mutación se suele pensar como la moneda de la selección natural, y estos animales están suprimiéndola para mantener la flexibilidad de recodificación en el nivel de ARN", finalizó.

 

FUENTES: NEWSCIENTIST, THE SCIENTIST

 

Si quieres estar siempre enterado de lo último y lo mejor en descubrimientos, investigaciones y avances científicos y tecnológicos SUSCRÍBETE AQUÍ en un solo paso. Recibirás un boletín semanal con lo mejor de Sophimania.


#adn #inteligencia #cefalopodos
Compartir Twittear Compartir