Un nuevo estudio explica los misteriosos círculos en el desierto de Namibia

Genética, Biología y Química

Por Sophimania Redacción
19 de Enero de 2017 a las 17:04
Compartir Twittear Compartir
Un nuevo estudio explica los misteriosos círculos en el desierto de Namibia
Los "círculos de hadas" tenían una explicación menos mágica. Foto: Nature

En el desierto de Namibia, África existen unos misteriosos círculos sin vegetación sobre los pastizales. De acuerdo al pueblo Himba, estos círculos son "huellas de los dioses", hechas por su antiguo ancestro Mukuru. Y según los guías turísticos locales, se trataría de formaciones causadas por el aliento de dragones.

Estos extraños círculos no solo ocurren en África, en el 2016 investigadores los encontraron también en Australia. Antes en 2013, un científico alemán ya había propuesta una explicación mucho menos fantástica: termitas.

El problema fue que había sido víctima de uno de los clásicos errores de la investigación científica: “Correlación no implica causalidad”. Su teoría se basaba en la observación de que casi todos los círculos tenían un nido de termitas en el centro. Pero otros investigadores señalaron rápidamente que algo sobre los círculos podría simplemente hacerlos atractivos para las termitas, su presencia no significaba que causaran el fenómeno. Luego, unos meses después, dos científicos propusieron que los misteriosos círculos eran en realidad el resultado de la vegetación expandiéndose en busca de nuevos alimentos.

Sin embargo, ni las termitas ni los arbustos pueden explicar por sí solos los círculos. La hipótesis de las termitas funciona para los lugares que los científicos pudieron estudiar, pero no proporciona una explicación fundamental de cómo se forman en sí los círculos, a pesar de que tiene alguna evidencia empírica para respaldarlo. Y la idea de la vegetación tiene el problema opuesto: no tiene mucha evidencia empírica, pero ofrece un método por el cual los círculos podrían formarse.

Por eso un grupo de investigadores internacionales propuso ambas explicaciones; y usando un complejo modelo computacional encontraron que si, efectivamente se trataba de ambos. Probablemente. Como ocurre con muchas investigaciones ecológicas, estos experimentos de causalidad son difíciles de emprender.

Los investigadores modelaron la formación de los círculos usando datos recogidos en el campo, analizando cómo los insectos sociales como las termitas y la vegetación circundante podrían interactuar y publicaron sus hallazgos en la revista Nature el 18 de enero.

Cuando las termitas anidan en tierras áridas, como el desierto de Namib, hacen el suelo más fértil. El suelo puede contener más humedad y las termitas descomponen trozos animales y vegetales para nutrir la tierra.

Pero debido a que esto crea una red gigante de túneles debajo del suelo, las plantas no pueden crecer justo encima del nido, ya que necesitan el suelo sólido para echar sus raíces. El resultado es un parche desnudo sobre el montículo de termitas, además de un disco circundante, porque las termitas se expanden en un patrón aproximadamente circular.

Al borde de ese círculo de termitas, hay un anillo de tierra con más humedad que la media y sin túneles. Las gramíneas desarrollan sistemas de raíces extensas para sacar el máximo provecho de toda esa agua, y de esa manera se forma un anillo de hierba alta "mágicamente" alrededor del círculo desnudo.

En otras partes del mundo, los montículos de termitas pueden realmente tener el efecto opuesto, pero por la misma razón. Producen manchas de verde en desiertos sin vida, porque algunas plantas aprovechan la mayor humedad del suelo y echan sistemas de raíces poco profundas sobre los túneles de termitas.

 

FUENTES: POPSCI, SCIENCEDAILY


#termitas #circulos #namibia
Compartir Twittear Compartir