¿Adormecimiento? La ciencia te explica esta sensación de “agujas” en el cuerpo (VIDEO)

Medicina, Salud y Alimentos

Por Sophimania Redacción
23 de Septiembre de 2015 a las 10:44
Compartir Twittear Compartir
¿Adormecimiento? La ciencia te explica esta sensación de “agujas” en el cuerpo (VIDEO)

Si has tenido alguna vez tus piernas cruzadas durante demasiado tiempo y te has golpeado el codo sobre algo duro, has experimentado la sensación de hormigueo y entumecimiento insoportable. La mayoría de nosotros suponemos que es una falta de flujo de sangre a la zona, ya que la sensación de alfileres y agujas más comúnmente se origina cuando ponemos presión una parte de nuestro cuerpo o no la movemos en mucho tiempo, pero el último episodio de SciShow te explica que la ausencia de flujo de sangre es solo la mitad de la historia.

 

Conocida formalmente como parestesia, el hormigueo ocurre cuando se interfiere con los nervios sensoriales del cuerpo mediante la restricción de su suministro de sangre, lo que significa que no pueden obtener oxígeno y la energía que necesitan para seguir enviando señales a tu cerebro sobre lo que estás tocando. Esto es lo que produce la sensación de hormigueo y solo desaparece cuando comienzas a mover de nuevo tu cuerpo. Luego viene la parte divertida: una sensación de agujas pinchando intensamente.

 

 

SciShow

 

 

Esta sensación se produce cuando de nuevo se reanuda el suministro de sangre a los nervios y toda esa emoción los hace “fallar” en su reinicio de operaciones, generando esta sensación de alfileres y agujas en el cuerpo.

 

La otra forma en que se puede generar esta sensación es al poner presión sobre un nervio, lo que también causa una restricción en el flujo de sangre a los tejidos que lo rodean. Un ejemplo clásico es cuando golpeamos el codo fuertemente. El codo está conectado al nervio cubital, que va desde el cuello hasta las manos y está particularmente expuesto y vulnerable a todo tipo de golpes.

 

Para la mayoría de nosotros esta sensación solo dura uno o dos minutos, pero hay casos en que una persona puede experimentarlo por días. Y lo mismo puede ocurrir si una persona experimenta daños en los nervios principales, o tiene un tumor presionando sobre nervios, o un trastorno del sistema nervioso, como la esclerosis múltiple.

 

Entonces, ¿cómo deshacerse de esta sensación? No hay mucho que hacer salvo ¡empezar a moverse!

 

 

FUENTE: Science Alert


Compartir Twittear Compartir