Bill Gates trabaja en nuevo anticonceptivo de una sola dosis

Medicina, Salud y Alimentos

Por Sophimania Redacción
19 de Junio de 2015 a las 10:54
Compartir Twittear Compartir
Bill Gates trabaja en nuevo anticonceptivo de una sola dosis

La compañía farmacéutica Pfizer y la Fundación para la Inversión en la Infancia además de la Fundación Gates de Bill Gates, firmaron un acuerdo para que un nuevo anticonceptivo pueda llegar a 69 de los países más pobres del mundo.

Este dispositivo fue utilizado antes para combatir la hepatitis B en Indonesia y Burkina Faso fue el primer país en utilizarlo como método anticonceptivo.

Se trata de una inyección comercializada bajo el nombre Sayana Prees, la cual tiene como ventaja, estar ya lista para ser utilizada y no necesita ser preparada como una jeringa. La droga puede ser inyectada simplemente con apretar una válvula. Con una dosis, una joven tendrá protección por tres meses y tiene un precio de un dólar.

Además, la Fundación del multimillonario ha sido noticia después de proporcionar 5 millones de dólares de subvención para ayudar a los investigadores de la Universidad de Salud y Ciencia de Oregon crear una forma duradera de control de natalidad que no requiere cirugía.

 

 

bill 2

Foto: RevistaBalans

 

 

Jeffrey Jensen, ginecólogo que conduce la investigación de anticonceptivos en la Universidad de Oregon Health & Science en los EE.UU., está probando si una espuma aprobada por la FDA que se utiliza para tratar venas varicosas también podría funcionar como un anticonceptivo de larga duración, y hasta el momento los estudios en primates parecen prometedores.

Otra de las novedades tecnológicas dadas a conocer recientemente es que la compañía MicroChips Inc. de Massachusetts con la colaboración de la fundación de Bill Gates desarrolló un chip anticonceptivo que funciona por 16 años.

El dispositivo es colocado debajo de la piel y contiene reservas de levonorgestrel, una hormona encargada de inhibir la fecundación durante más de una década. Si la mujer lo desea, puede interrumpir su función.

“La tecnología tendrá una combinación de medidas de seguridad físicas y digitales”, asegura Rovert Farra, presidente de MicroChips, a la revista Mashable. Además, explicó que el chip recibirá comandos desde un mando a distancia dentro de un rango de unos pocos centímetros, lo que significa que para que funcione tendrá que estar presionado contra la piel de la paciente.

Se espera que este producto para uso anticonceptivo esté en el mercado en el 2018.

 

 

FUENTES: Science Alert, El Universal, Revista Balans


Compartir Twittear Compartir