Bioquímico advierte en libro: El desayuno podría ser la comida más peligrosa del día

Medicina, Salud y Alimentos

Por Sophimania Redacción
23 de Enero de 2017 a las 10:19
Compartir Twittear Compartir
Bioquímico advierte en libro: El desayuno podría ser la comida más peligrosa del día
Foto: Internet

El profesor Terence Kealey no es fanático del desayuno. En su nuevo libro “Breakfast Is A Dangerous Meal” (El desayuno es una comida peligrosa) afirma que la comida que solemos comer en los desayunos está plagada de azúcar refinada, sustancia que podría ser letal a largo plazo.

Kealey es bioquímico y ex vicerrector de la Universidad de Buckingham, la primera universidad independiente de Gran Bretaña. Es un oponente franco de la ciencia financiada públicamente y ha sido enérgico en su llamado a un mayor escrutinio de los datos publicados sobre el Cambio Climático. Como señala Kealey, la ortodoxia nutricional más extendida de la última mitad de siglo, "la grasa es mala para ti", ha resultado ser un absurdo total, por lo que tal vez las mismas afirmaciones acerca de que el desayuno es la comida más importante del día puedan ser también un mito.

Kealey señala que la popularidad del desayuno ha incrementado y disminuido a través de la historia. Los griegos comían muy poco, mientras los romanos hacían muchos desórdenes con la comida. El renacimiento popularizó el desayuno con una creciente clase media que necesitaba más comida para mantenerse despiertos a través de un día de trabajo más largo. Pero nuestra obsesión moderna con el desayunar abundante viene de mediados del siglo XIX.

En primer lugar, Kealey señala que los estudios que apoyan la idea de que el desayuno es bueno para la salud fallan en su control de variables como el peso y no abordan otros factores asociados a la salud. Por ejemplo, las personas que toman grandes desayunos suelen ser más fumadores y provenir de entornos económicos desfavorecidos.

El segundo argumento de Kealey es más personal: es diabético. Su estudio sobre el efecto de la comida en los niveles de glucosa en su sangre lo llevó a examinar el efecto del desayuno sobre la resistencia a la insulina, que él considera como la gran pandemia de nuestra época. Kealey sugiere que nuestros cuerpos están produciendo más insulina, en respuesta a los niveles altos de glucosa en la sangre que tenemos como resultado de nuestra mayor ingesta de comida. Esto conduce a una condición "pre-diabética".

Esto, junto a otros factores agravantes como la creciente cantidad de carbohidratos en los desayunos occidentales. Sin embargo, el libro presenta tantos datos nutricionales y cantidades que parece más un libro de dieta. Kealey no puede resistirse a incluir los nombres de algunas dietas seguidas por celebridades.

Pero definitivamente hay mucha información valiosa en su libro. Por ejemplo la necesidad de reducir el consumo de cereales azucarados, que para él son el diablo encarnado en comida.

 

FUENTE: Independent


#insulina #obesidad #desayuno
Compartir Twittear Compartir