Científicos crecen estómago en el laboratorio

Medicina, Salud y Alimentos

Por Sophimania Redacción
6 de Enero de 2017 a las 10:57
Compartir Twittear Compartir
Científicos crecen estómago en el laboratorio
Foto: McCracken

Investigadores del Hospital de Niños de Cincinnati anunciaron la creación de una pieza de trabajo de estómago humano, con la capacidad de producir ácido y enzimas digestivas. Dicen que este estómago ayudará a entender mejor cómo funciona el órgano real. El estudio se publicó en Nature.

El estómago humano tiene múltiples secciones, todas con diferentes funciones. Los investigadores recrearon una sección del estómago llamada fundus, la cual es responsable de producir las enzimas digestivas y de ácido necesarias para descomponer los alimentos que comemos. Pero esta sección vital del estómago también es particularmente vulnerable a las enfermedades. Demasiado ácido puede crear enfermedad de reflujo, mientras que una infección con la bacteria H. Pylori puede causar úlceras e inflamación.

"Puedes ver las enfermedades desplegarse bajo un microscopio", explica James Wells, autor principal del estudio. Pero también puedes ver cómo se cura el estómago. Cuando se acumula demasiado ácido en el estómago, a menudo inflama el revestimiento interno del estómago. Ciertos fármacos, como Prilosec, tratan esta inflamación al reducir la cantidad de ácido que produce el cuerpo. Según Wells, ver este proceso de curación en acción y lo que contribuye a ello, brinda a los investigadores la oportunidad de encontrar nuevos y mejores métodos para curar las enfermedades estomacales.

Este descubrimiento se produce dos años después de que los investigadores crearan otra zona del estómago, el antro, que es responsable de producir hormonas que realizan tareas vitales como estimular el apetito. Ambos mini órganos se construyeron utilizando células madre pluripotentes, que son capaces de convertirse en cualquier célula en el cuerpo y luego replicarse.

El objetivo final para muchos científicos en este campo es crear un "humano en un chip", un dispositivo de tamaño de tarjeta de crédito que contiene organoides de cada órgano en el cuerpo humano. Este dispositivo podría utilizarse para ver cómo los medicamentos nuevos (y viejos) afectan al cuerpo en su conjunto. Un día, el mismo proceso podría ser utilizado para cultivar órganos destinados a huéspedes humanos. La idea sería reemplazar secciones perdidas de órganos como el intestino delgado, el páncreas o incluso partes del corazón. Por ahora, estos organoides ayudarán a los científicos a hacer que nuestros estómagos sean un poco menos misteriosos.

 

FUENTE: POPSCI


#laboratorio #estomago
Compartir Twittear Compartir