Científicos logran llevar a término a fetos de cordero prematuros en vientre artificial

Medicina, Salud y Alimentos

Por Sophimania Redacción
26 de Abril de 2017 a las 09:08
Compartir Twittear Compartir
Científicos logran llevar a término a fetos de cordero prematuros en vientre artificial
Foto:

Un equipo de investigadores del Hospital Infantil de Filadelfia (CHOP) ha demostrado que es posible nutrir y proteger corderos en etapas tardías de la gestación dentro de un útero artificial. Esta tecnología podría convertirse en un salvavidas para muchos bebés humanos prematuros en solo unos pocos años. El logro se documentó en Nature Communications.

Los bebés nacidos en o antes de 25 semanas tienen probabilidades de supervivencia bastante bajas, y en los EE.UU. es la principal causa de mortalidad infantil y morbilidad. Con un vientre artificial, los bebés pueden seguir desarrollándose, incluso unas pocas semanas de tiempo de crecimiento extra pueden ser la diferencia entre problemas de salud graves y un bebé relativamente sano.

"Si podemos desarrollar un sistema extra-uterino para apoyar el crecimiento y la maduración de órganos por solo unas pocas semanas, podemos mejorar dramáticamente los resultados de los bebés extremadamente prematuros", dice Alan Flake, investigador principal del estudio y un cirujano fetal en el CHOP.

Video: The Children's Hospital of Philadelphia

Los investigadores tomaron ocho corderos entre 105 a 120 días de gestación (el equivalente fisiológico de 23 a 24 semanas en humanos) y los colocaron dentro del útero artificial. El "vientre", una bolsa sellada y estéril, se llena con una solución electrolítica que actúa como líquido amniótico en el útero. El propio corazón del cordero bombea la sangre a través del cordón umbilical en una máquina de intercambio de gas fuera de la bolsa.

El útero artificial funcionó: después de 4 semanas el cerebro y los pulmones de los  corderos habían madurado. Les había crecido lana y podían moverse, abrir los ojos y tragar.  "Han tenido un crecimiento normal, maduración pulmonar normal, maduración cerebral normal y desarrollo normal en todos los sentidos que podemos medir", explica Flake.

Pero hay que ser cautos: los vasos umbilicales de cordero pueden no funcionar de la misma manera que los bebés humanos, y los corderos son significativamente más grandes que los fetos en esa etapa de desarrollo. Sin embargo, si todo va bien, los investigadores esperan probar el dispositivo en seres humanos prematuros dentro de tres a cinco años.

 

FUENTE: ScienceAlert


#prematuro #vientre artificial
Compartir Twittear Compartir