Controversia: 107 Premios Nobel de ciencia a favor de transgénicos

Medicina, Salud y Alimentos

Por Sophimania Redacción
30 de Junio de 2016 a las 10:58
Compartir Twittear Compartir
Controversia: 107 Premios Nobel de ciencia a favor de transgénicos
allowgoldenrice

Más de 100 de los principales científicos del mundo acaba de tomar una posición importante en el debate sobre los organismos modificados genéticamente (más conocidos como transgénicos), al escribir una carta abierta a Greenpeace y otros organismos que hacen campaña activamente contra el uso de cultivos transgénicos.

En particular, los científicos se pronunciaron contra Greenpeace por oponerse públicamente al cultivo de arroz dorado (arroz modificado genéticamente que tiene el potencial de salvar millones de vidas cada año mediante la reducción de la deficiencia de vitamina A en el mundo en desarrollo). "Han tergiversado los riesgos, beneficios e impactos de los transgénicos, y apoyan la destrucción criminal de los ensayos de campo aprobados y los proyectos de investigación", escriben los investigadores en su carta. "¿Cuántas personas pobres en el mundo deben morir antes de considerar esto un crimen contra la humanidad? ", se lee en la carta.

Los investigadores hacen referencia a los numerosos estudios y artículos de revisión en los últimos años que han encontrado que los cultivos transgénicos son seguros, y no tan diferentes a los cultivos regulares. También son nuestra mejor oportunidad de duplicar la producción de alimentos para el año 2050 y así alimentar a nuestra población en rápido crecimiento. Pero a pesar de todo eso, Greenpeace ha continuado haciendo campaña agresiva en contra de su uso, incluso fomentando la destrucción de cultivos de investigación y sabotear el trabajo de los científicos con el fin de detener el uso de cultivos transgénicos.

"Los organismos científicos y reguladores de todo el mundo han encontrado repetida y consistentemente que los cultivos y alimentos mejorados mediante la biotecnología son tan seguros o hasta más seguros que los derivados de cualquier otro método de producción", escriben los científicos. "Nunca ha habido un solo caso confirmado de un resultado negativo en la salud de los seres humanos o animales derivados de su consumo".

Mientras que la carta insta a Greenpeace a reconsiderar su postura en contra de los cultivos transgénicos en general, están particularmente preocupados por la campaña contra el arroz dorado: El arroz dorado es una variedad de arroz que ha sido modificado genéticamente para biosintetizar el beta-caroteno, que es un precursor de la vitamina A. La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que alrededor de 250 millones de niños sufren de deficiencia de vitamina A en todo el mundo, incluyendo 40 % de los niños menores de cinco años en el mundo en desarrollo.

La deficiencia es la principal causa de ceguera infantil, y la mitad de los niños que lo sufren mueren dentro de los 12 meses de perder su vista. Según UNICEF, un total de 1 a 2 millones de muertes cada año podrían evitarse si pudiéramos encontrar una manera de darle a la gente un acceso suficiente a la vitamina A, y ya que el arroz es un alimento básico para gran parte del mundo, es una muy buena manera de llegar a las dietas de las personas.

gmcrops_2595814b.jpg
Telegraph


Los porqués de GreenPeace

Sí científicamente el uso de transgénicos no es dañino para la salud de las personas o de los animales, ¿por qué GreenPeace se opone a estos? Contrario a lo que parece indicar la carta de los científicos, los argumentos de GreenPeace son muy variados como para reducirlos a anticiencia. Es verdad que por ahí han lanzado objeciones en cuanto a la validez de los estudios ya que aún no ha pasado el tiempo necesario para decir que efectivamente no hacen daño a la salud, sino que apuntan a argumentos de tipo económico, político y social más fuertes.

Las empresas que tienen el capital económico para impulsar el cultivo de transgénicos son las grandes empresas agricultoras que muchas veces monopolizan el mercado agricultor (como la cuestionada Monsanto), dejando de lado a los pequeños agricultores orgánicos, esto podría afectar económicamente a los campesinos. Por otro lado, consideran que la razón real de que exista una alta cantidad de niños con insuficiencia de vitamina A es la pobreza y la desigualdad social, algo que el arroz y los transgénicos no resolverían y que podrían resolverse mediante otras técnicas como suplementos, pero que no existe la voluntad política para hacerlo.

Creen, además, que hay una razón económica detrás: el beneficio de las empresas que apoyan el desarrollo de transgénicos. En realidad, no se oponen al desarrollo científico, sino que dudan de las razones de este y piensan que imponen una práctica que para muchos agricultores de los países a los que va dirigido, no es adecuada, va en contra de su cultura y no ha habido un adecuado proceso de inducción.

Es una batalla entre recuperar y reivindicar los cultivos tradicionales y el avance avasallador de la ciencia, que muchas veces es usado por empresas para lucrar y obtener el ingreso a ciertas zonas donde pueden explotar otro tipo de recursos.

Una cosa es cierta: hay un consenso científico de que los transgénicos NO afectan la salud de humanos ni animales. Pero… ¿es una estrategia impulsada por empresas que solo buscan lucrar y acabar con los pequeños agricultores? Esto ya no es parte del debate científico porque la parte científica queda bastante clara luego de la carta firmada por los premios Nobel, esto tiene que ver con motivaciones políticas y económicas que no terminan de solucionarse.

Mientras tanto, la gente sigue sin nutrirse adecuadamente.

 

FUENTES: Science Alert, GreenPeace


#greenpeace #transgenicos
Compartir Twittear Compartir