Covid-19: La data científica que el gobierno está ignorando para frenar la segunda ola en Perú

Medicina, Salud y Alimentos

Por Sophimaníaco Invitado
25 de Enero de 2021 a las 18:27
Compartir Twittear Compartir
Covid-19: La data científica que el gobierno está ignorando para frenar la segunda ola en Perú

 *Por Luis Hernández Núñez PhD.

Durante el 2020, se implementaron diversas medidas gubernamentales para limitar el comportamiento de las personas y disminuir los contagios por covid-19 en casi todos los países del mundo. Hemos aprendido mucho sobre qué funciona y qué no. En ese sentido, es desilusionante que las nuevas restricciones establecidas por el gobierno peruano parezcan basadas solo en el sentido común y no en evidencia científica. En este artículo analizo las medidas anunciadas por el gabinete y las contrasto con el conocimiento científico que hemos adquirido desde Marzo 2020 hasta ahora. Como producto del análisis, presento sugerencias para modificar las restricciones.

En un país como el Perú, en el que no tenemos vacunas, ni suficientes hospitales o médicos, además de tener poquísimas camas en las unidades de cuidados intensivos, dependemos fuertemente - sino exclusivamente - de las medidas que tome el gobierno para frenar la pandemia. Esas medidas son casi nuestra única arma. Pocas veces en nuestra historia ha sido tan importante decidir bien. Hace unos días el presidente Francisco Sagasti anunció nuevas restricciones, algunas aceptables y otras que parecen más bien tardías, tibias, e insuficientes. Primero, explico el dilema. Hay dos fuerzas principales que determinan cómo decidir las regulaciones adecuadas para la población: salud y economía. Por el lado de la salud, en buena conciencia, no podemos arriesgar la vida de las personas sabiendo que vidas que podrían ser salvadas se perderán porque no hay camas o no hay oxígeno o no hay médicos. Por el lado de la economía, si cerramos todo, la economía colapsará y la gente también sufrirá, e incluso morirá por el desempleo. Entonces, ¿qué hacemos?, ¿cómo podemos encontrar un balance entre salvar la mayor cantidad de vidas posibles y al mismo tiempo dañar la economía lo menos posible?

Qué dice la ciencia

Revisemos qué cosas ha aprendido la comunidad científica sobre la efectividad de las medidas gubernamentales. En mi opinión, el estudio más completo hasta el momento, es el publicado en la revista Nature Human Behavior  en diciembre 20201. En este estudio, se utilizó la data de 6,068 medidas gubernamentales en 79 territorios para hacer un ranking de cuáles son las medidas más efectivas. Los resultados del estudio mencionado confirman algunas de las cosas que ya se pensaban a priori:

  • Las restricciones más efectivas son aquellas que cancelan las reuniones pequeñas y grandes. Entre ellas, cerrar escuelas y negocios de alto riesgo como gimnasios, teatros, cines, casinos, restaurantes, etc

  • Contrario a lo que mostraron estudios previos, se encontró que también es muy efectivo establecer restricciones en las fronteras.

  • Incrementar la disponibilidad de mascarillas y protectores faciales.

  • Comunicación efectiva del gobierno.

  • Finalmente, también hemos aprendido que el covid-19 es mucho más contagioso en ambientes cerrados que al aire libre.

  • Hay muchos otros detalles, pero con esto es suficiente para explicar el razonamiento que expongo a continuación.


Qué hizo el gobierno peruano y qué podría hacer mejor

Medida UNO: Restricción en locales comerciales

Una medida tomada por el ejecutivo fue la reducción del volumen de clientes en locales comerciales como casinos, teatros, gimnasios, cines, y artes escénicas a entre 20 y 40%. Esto, en principio, parece bueno ya que como expliqué en el párrafo anterior estos locales son claves en el contagio. Sin embargo, la efectividad de estas medidas en el estudio científico se refiere al cierre total de estos establecimientos, no parcial como en Perú. Es más, cancelar grupos grandes, pero no cancelar los grupos más chicos tiene una efectividad muy reducida, según este otro estudio publicado en MedRxiv de Junio 20202

Quizá estas medidas hubiesen sido comprensibles si se tomaban a principios de noviembre 2020, cuando los casos de la primera ola ya estaban relativamente bajos y podíamos contener la tasa de contagio. A estas alturas, cuando en la ciudad más grande del Perú, Lima, ya no hay camas UCI disponibles, es demasiado riesgoso no utilizar mejor la medida gubernamental más efectiva: el cierre total de negocios de alto riesgo. En mi opinión tendríamos que cerrar ya mismo todos los negocios de alto riesgo. 

Si la economía no lo permite, dado que el contagio es predominantemente aéreo, propongo trasladar a campo abierto algunos negocios pero aun con restricciones. Dado que somos un país con buen clima, donde en la mayoría de las regiones tranquilamente se puede estar al aire libre y el contagio en ambientes abiertos es mucho más bajo que en ambientes cerrados, ¿por qué no explotar el buen clima? ¿Por qué no permitir a los restaurantes que operaban 20 mesas, operen 4 o 6 pero al aire libre, no dentro del local? Lo mismo para los gimnasios. No es ideal, pero en estos momentos pienso que ser tibio es más riesgosos que hacer TODO lo que podamos por contener la pandemia.

Otra alternativa complementaria sería que el gobierno subvencione por un mes a los empleados de estos establecimientos y los cierre; sin embargo, aquí nos topamos con la limitación de la informalidad y la cantidad de empleados que no están en planilla. De cualquier modo, a mi parecer hay una falta de sentido de urgencia en el cierre parcial de estos locales. Calificar como de riesgo alto y no muy alto a una ciudad de 10 millones de habitantes donde no hay camas UCI disponibles me parece que es, a todas luces, un disparate y probablemente el error de concepto inicial del gobierno.

Medida Dos: El toque de queda

Otra medida reciente propuesta por el Estado es el toque de queda, empezando en la noche y hasta la madrugada. Hay evidencia científica de que la cuarentena ayuda a frenar el virus1,4; sin embargo, no logré encontrar evidencia basada en ciencia acerca de la efectividad del toque de queda nocturno. No obstante, creo que esta medida es entendible, ya que hay una tendencia en los jóvenes a ser los que contagian a más personas, como indica este estudio de Julio 20205, 6. En consecuencia, evitar que salgan de fiesta, probablemente ayudará a bajar los contagios.

Si el Perú fuese más desarrollado, deberíamos hacer cuarentena total por al menos dos semanas. La cuarentena completa resultó ser la medida más efectiva en Europa, como demuestra este estudio4. Pero en el Perú esto tiene y tuvo otras implicaciones, porque acá la mayoría de gente se gana el pan con el trabajo del día; además, al menos el 20% de hogares en pobreza no tiene refrigeradoras, entonces parece inviable imponer una cuarentena estricta como la del 2020. Y de otro lado, el Estado se mostró incapaz de entregar bonos de ayuda a la gente de manera efectiva. De hecho, un gran porcentaje de bonos covid no han sido cobrados7. Entonces, lamentablemente parece que no tenemos como recurso la cuarentena total.

Medida TRES: Restricción vehicular particular

La tercera medida notoria fue la restricción de vehículos los domingos. Las restricciones de transporte por lo general no han sido de las más fructíferas para reducir el covid-19  en otros países1. Además, el transporte público en Perú sí funcionará los domingos, generando que familias que normalmente usarían su vehículo al estar la circulación de estos restringida, probablemente se arriesguen a usar transporte público. Al parecer el razonamiento del gobierno para restringir circulación de autos particulares es prevenir reuniones familiares los domingos. Si ese fuese el caso, la restricción más adecuada sería solo permitir una persona por auto pero no limitar por completo el tránsito de vehículos particulares.

¿Y qué pasa con las regiones?

Pese a todas las observaciones que hago en este artículo, quiero también reconocer el acierto del gobierno en tomar medidas focalizadas y no medidas a nivel nacional. También quiero observar que la falta de protagonismo positivo de los gobiernos regionales asusta, parece que, si una medida no viene del gobierno central, las regiones quedan a la deriva, excepto contadas excepciones. Espero nueva evidencia que demuestre lo contrario. Los gobiernos regionales tienen que despertar y también hacerse cargo.

Otras medidas útiles en las que el gobierno puede ser más proactivo

Finalmente, hay dos rubros muy efectivos, que no dañan la economía y que pienso pueden ser mejorados por el gobierno.

Equipos de protección: Según estudio citado más arriba y realizado en casi ochenta territorios1, la cuarta medida no gubernamental más efectiva contra el covid-19 es aumentar la disponibilidad de equipos de protección. ¿Cuántos contagios podemos prevenir haciendo más accesibles las mascarillas y protectores faciales? En el Perú todavía mucha gente no usa mascarilla, en parte porque no quiere y también en parte porque quizás no pudo lavar su mascarilla y ya no tiene más descartables. Subvencionar más mascarillas para que sean más baratas, y además repartir mascarillas a aquellos que no las usan en el transporte público puede ser una inversión exitosa.

Comunicación efectiva: Según el estudio de Nature Humane Behaviour  una comunicación efectiva con el público es la octava medida más efectiva para frenar el covid y el gobierno no la está explotando como debiera. La comunicación del gobierno, en un país como el nuestro, con déficit educativo, puede ser más efectiva si se realiza en conjunto con los sectores de cultura y deporte. 

Además del plan de publicidad anunciado por el gobierno en agosto pasado, que no parece lo suficientemente agresivo, el ministerio de cultura tendría que incrementar el énfasis en la comunicación con actores, cómicos, deportistas, cantantes, y otros personajes públicos para que aparezcan en campañas efectivas indicando a la gente cómo utilizar bien las mascarillas, señalando los riesgos de automedicarse, resaltando que que si no se protegen el covid-19  los sorprende y quizás terminen con daño pulmonar crónico, contagiando a algún familiar o hasta falleciendo. Me sorprende que no tengamos un spot publicitario con Gareca y Guerrero u otro seleccionado enseñándole a la gente cómo usar una mascarilla o la seguridad de vacunarse.

Más que nada, quiero que los municipios, gobiernos regionales, y la sociedad civil despierten y se den cuenta que, si bien la ministra de salud y el presidente tienen una enorme responsabilidad, no son los únicos responsables de controlar la pandemia. El problema es de todos. Necesitamos, más que nunca, ser creativos y no tomar esto a la ligera. Somos un país de gente valiente y creativa, hay que demostrarlo.


*Luis Hernández Núñez es un investigador postdoctoral en el Departamento de Biología Molecular y Celular de la universidad de Harvard. Obtuvo el grado de doctor (Ph.D.) en Biología de sistemas, sintética y cuantitativa en la universidad de Harvard en 2020, trabajó como investigador en la Universidad de Yale en 2012 y 2013, y se graduó como ingeniero mecatrónico de la UNI en 2012.


Referencias

1. Haug, N., Geyrhofer, L., Londei, A., Dervic, E., Desvars-Larrive, A., Loreto, V., Pinior, B., Thurner, S. and Klimek, P., 2020. Ranking the effectiveness of worldwide COVID-19  government interventions. Nature human behaviour4(12), pp.1303-1312

2. Brauner, J.M., Mindermann, S., Sharma, M., Johnston, D., Salvatier, J., Gavenčiak, T., Stephenson, A.B., Leech, G., Altman, G., Mikulik, V. and Norman, A.J., 2020. The effectiveness of eight nonpharmaceutical interventions against COVID-19  in 41 countries. MedRxiv

3. Zhang, R., Li, Y., Zhang, A.L., Wang, Y. and Molina, M.J., 2020. Identifying airborne transmission as the dominant route for the spread of COVID-19. Proceedings of the National Academy of Sciences117(26), pp.14857-14863

4. Flaxman, S., Mishra, S., Gandy, A., Unwin, H.J.T., Mellan, T.A., Coupland, H., Whittaker, C., Zhu, H., Berah, T., Eaton, J.W. and Monod, M., 2020. Estimating the effects of non-pharmaceutical interventions on COVID-19  in Europe. Nature584(7820), pp.257-261

5. Auger, K.A., Shah, S.S., Richardson, T., Hartley, D., Hall, M., Warniment, A., Timmons, K., Bosse, D., Ferris, S.A., Brady, P.W. and Schondelmeyer, A.C., 2020. Association between statewide school closure and COVID-19  incidence and mortality in the US. Jama324(9), pp.859-870

6. Park, Y.J., Choe, Y.J., Park, O., Park, S.Y., Kim, Y.M., Kim, J., Kweon, S., Woo, Y., Gwack, J., Kim, S.S. and Lee, J., 2020. Contact tracing during coronavirus disease outbreak, South Korea, 2020. Emerging infectious diseases26(10), pp.2465-2468
7. Defensoría del Pueblo (Perú). 2020. ENTREGA DE BONOS A HOGARES EN EL CONTEXTO DE LA EMERGENCIA POR LA COVID-19 : Dificultades y recomendaciones. Serie Informes Especiales Nº 025-202.




#ciencia #perú #coronavirus #covid 19 #segunda ola
Compartir Twittear Compartir