Crean cápsula nanométrica que destruye coágulos de sangre

Medicina, Salud y Alimentos

Por Sophimania Redacción
8 de Agosto de 2015 a las 13:23
Compartir Twittear Compartir
Crean cápsula nanométrica que destruye coágulos de sangre

Investigadores australianos han desarrollado una cápsula de tamaño nanométrico que puede ser inoculado dentro de un paciente por vía intravenosa para atacar y romper los coágulos de sangre que causan ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares. Los resultados fueron publicados en la revista Advanced Materials.

 

El dispositivo minúsculo es portátil, lo que significa que se puede utilizar en situaciones de emergencia antes, incluso, de que el paciente llegue al hospital. "Esto se puede usar en la ambulancia de inmediato por lo que realmente ahorra mucho tiempo y permite restaurar el flujo sanguíneo a los órganos críticos mucho más rápido”, explica uno de creadores, Christopher Hagemeyer del Instituto del Corazón y Diabetes de Baker IDI.

 

Alrededor del 80 % de todos los accidentes cerebrovasculares se producen cuando un depósito de grasa o coágulo de sangre bloquea una arteria que suministra sangre al cerebro. Si esta formación de coágulos de sangre, conocida como trombosis, bloquea el flujo de sangre al corazón, se puede producir un ataque al corazón puede seguir.

 

 

coagulo 2

noticiasdelasemana

 

 

De acuerdo con la Universidad de Melbourne, que también participó en el desarrollo del dispositivo, alrededor de la mitad de los 55.000 australianos que experimentan un ataque al corazón o un derrame cerebral cada año no pueden utilizar los tratamientos anticoagulantes administrados por paramédicos debido a los efectos secundarios graves que pueden causar sangrado interno excesivo.

 

"Ellos administran medicamentos que también son de acción rápida, pero que provocan efectos secundarios como sangrado, ya que también atacan coágulos mayores", dijo Hagemeyer. En cambio, el nuevo dispositivo de nanocápsulas solo libera el medicamento en áreas donde un coágulo está creciendo de manera exponencial y bloquea un vaso.

 

"Una vez localizado en el sitio del coágulo de sangre, la trombina, una molécula en el centro del proceso de coagulación, rompe la capa externa de la nanocápsula, liberando el medicamento anticoagulante”, explica.

 

Los investigadores han estado trabajando en el dispositivo en los últimos cinco años, y si bien los resultados están saliendo realmente bien, probablemente necesitará otros 5 años antes de que sea puesto a disposición de los pacientes.

 

 

FUENTE: Science Alert


Compartir Twittear Compartir