Crean músculo de la pierna a partir de células madre

Medicina, Salud y Alimentos

Por Sophimania Redacción
27 de Febrero de 2015 a las 11:59
Compartir Twittear Compartir
Crean músculo de la pierna a partir de células madre

Un equipo de investigadores ha conseguido generar músculos esqueléticos maduros y funcionales en ratones. ¿Cómo? utilizando un nuevo enfoque de ingeniería de tejidos. Los resultados se publican en EMBO Molecular Medicine. 



Los científicos hicieron crecer un músculo de la pata de la rata a partir de células modificadas cultivadas en un plato para producir un injerto. El injerto obtenido se implantó cerca de un músculo esquelético normal y contraído, donde el nuevo músculo se nutrió y creció. Con el tiempo, el método podría permitir tratamientos específicos para cada paciente para un gran número de trastornos musculares. 



Las células fueron modificadas genéticamente para producir un factor de crecimiento que estimulara el crecimiento de los vasos sanguíneos y los nervios del huésped. Y para lograr esto, los científicos utilizaron células musculares precursoras cultivadas en la presencia de un hidrogel (matriz de soporte) en una placa de cultivo de tejidos. 



Las células modificadas de este modo expresan un factor de crecimiento de proteínas que atrae a otras células esenciales, que dan lugar a los vasos sanguíneos y los nervios del huésped, contribuyendo a la supervivencia y maduración de las fibras musculares recién formadas. 

 

 

leg 2

Foto: Tu history

 



Después de que el injerto se implantara sobre la superficie del músculo esquelético bajo la piel del ratón, las fibras musculares maduras formaron un músculo completo y funcional en varias semanas. La sustitución de un músculo dañado con el injerto también dio como resultado un músculo artificial funcional muy similar a un músculo tibial anterior normal.

 

La ingeniería de tejidos del músculo esquelético es un desafío significativo, pero tiene un potencial considerable para el tratamiento de los distintos tipos de daños irreversibles en el músculo que se producen en enfermedades como la distrofia muscular de Duchenne. 



Hasta ahora, los intentos de volver a crear un músculo funcional ya sea fuera o directamente dentro del cuerpo han sido infructuosos. Los músculos artificiales generados in vitro normalmente no sobreviven a la transferencia in vivo porque el huésped no crea los nervios y los vasos sanguíneos necesarios que cubrirían las necesidades considerables de oxígeno del músculo. 



"La morfología y la estructura orgánica del órgano artificial son extremadamente similares, si no indistinguibles, a las de un músculo esquelético natural", afirma en la nota de prensa de la European Molecular Biology Organization (EMBO), Cesare Gargioli (Universidad de Roma), que es uno de los autores principales del estudio. 



En el futuro, los músculos dañados irreversiblemente podrían ser restaurados mediante la implantación de las propias células del paciente dentro de la matriz de hidrogel encima de un músculo residual, adyacente a la zona dañada. "Si bien nos sentimos alentados por el éxito de nuestro trabajo hacemos hincapié en que un músculo de ratón es muy pequeño y la ampliación del proceso para los pacientes humanos puede requerir un trabajo adicional significativo", comenta el miembro Giulio Cossu, miembro de EMBO y uno de los autores del estudio. 

 

 

FUENTE: IFL Science


Compartir Twittear Compartir