Crean una oreja de tamaño real con tecnología de impresión 3D

Medicina, Salud y Alimentos

Por Sophimania Redacción
16 de Febrero de 2016 a las 11:05
Compartir Twittear Compartir
Crean una oreja de tamaño real con tecnología de impresión 3D

Científicos han utilizado una impresora 3D para producir partes del cuerpo de tamaño natural y tejidos utilizando células vivas. "Se puede fabricar tejido estable a escala humana, de cualquier forma. Con mayor desarrollo, esta tecnología podría ser utilizada para imprimir estructuras de los tejidos y órganos vivos para la implantación quirúrgica", explica Anthony Atala del Instituto de Medicina Regenerativa Wake Forest. La investigación se publica en Nature Biotechnology.

Mientras las impresoras de 3D se han utilizado para imprimir réplicas en miniatura o más simplista de órganos para que los científicos puedan llevar a cabo investigaciones, nadie había sido capaz de imprimir algo grande, estable, y "vivo" para ser trasplantado.

Sin embargo, estas estructuras a veces no sobreviven el tiempo necesario para vascularizarse y mantener el flujo de oxígeno.  “Las células simplemente no pueden sobrevivir sin un suministro sanguíneo menor que 200 micras", explica Atala.

“Atala y su equipo han creado una tecnología de impresión basado en un sistema con una especie de microcanales donde van instaladas las células que se van a utilizar, asegurando así la permeabilidad de los nutrientes y el oxígeno, consiguiendo que éstas se mantengan vivas una vez se trasladen a la pieza sintética ya construida y que por lo tanto, puedan desarrollar un sistema de vasos sanguíneos”, explica Laura Tardón, para El Mundo.

Los científicos encontraron la manera de superar esto combinando células vivas extraídas de los receptores de trasplante con un tipo especial de plástico y geles que se han diseñado para imitar los tejidos biológicos, músculo y cartílago.

Así que una vez que estas estructuras son implantadas, aplican esta técnica y logran fomentar el crecimiento de la vida apoyada en el cuerpo del receptor. Para probar esto hicieron experimentos en ratas. Dos semanas después de que las ratas recibieron el tejido muscular impreso en 3D, las células nerviosas comenzaron a crecer alrededor de él.

Aunque es todavía pronto para usar esta tecnología en humanos, este avance es prometedor.

 

 

FUENTES: Science Alert, El Mundo


#3d #impresora #oreja
Compartir Twittear Compartir