Crean venda que puede “absorber” las bacterias fuera de la herida

Medicina, Salud y Alimentos

Por Sophimania Redacción
8 de Septiembre de 2015 a las 15:01
Compartir Twittear Compartir
Crean venda que puede “absorber” las bacterias fuera de la herida

Los vendajes son una barrera importante entre la herida y el mundo. Evitan que las bacterias entren en el cuerpo y causen infección. Sin embargo, ¿qué pasa con las bacterias que ya han entrado al cuerpo?

Para eso, la Universidad Tecnológica de Swinburne en Australia, ha creado un vendaje, que si bien no ha sido probado en piel humana sino en modelos de piel hechos con ingeniería tisular, tiene un efecto de “extracción de las bacterias” en las heridas. Las especies bacterianas investigadas incluyeron Escherichia coli y Staphylococcus aureus, que se saben que causan infección crónica en las heridas. Los resultados pueden ser encontrados en Applied Materials & Interfaces y en Biointerfaces.

El vendaje se crea a partir de una malla de filamentos de polímero. Cada hebra es tan fina que es 100 veces más delgada que un cabello humano. Se hacen apretando el material fuera de una boquilla electrificada en una técnica llamada electrospinning.

 

 

vendaje 2

ifls

 

 

Cuando se probó esta tecnología, los investigadores encontraron que las bacterias se adjuntaban con rapidez a las fibras del vendaje. A continuación, observaron la capacidad de las bacterias para unirse a diferentes anchuras de la hebra. En una segunda prueba, las hebras se recubrieron en diferentes compuestos. Los investigadores encontraron que la E. coli se adhiere rápidamente a las fibras recubiertas con alilamina, mientras que no se adhieren a las fibras recubiertas en ácido acrílico.

La última etapa de la investigación probó la venda en modelos la piel, en colaboración con la Universidad de Sheffield en el Reino Unido, y aunque los resultados aún no han sido publicados, sugieren que el vendaje podría funcionar bien en el tejido vivo.

Esta tecnología podría servir para los pacientes con sistemas inmunes comprometidos, como una forma de prevenir infecciones. Los candidatos probables podrían incluir a personas con diabetes, SIDA o cáncer, así como las víctimas de quemaduras graves y pacientes en lugares remotos.

"Para la mayoría de la gente, las heridas se curan rápidamente. Pero para algunas personas, el proceso de reparación se atasca, y las heridas necesitan mucho más tiempo para sanar. Esto los hace vulnerables a la infección", explica Martina Abrigo, autora del estudio, en un comunicado.

La tecnología podría tener otras aplicaciones relacionadas, por ejemplo en la creación de filtros que no dejan pasar las bacterias, ropa protectora o andamios para el cultivo de tejidos libres de contaminación. El siguiente paso será probar las vendas en las heridas humanas.

 

 

FUENTE: IFL Science


Compartir Twittear Compartir