Estudio comprueba la efectividad de la vacuna contra el virus del papiloma humano

Medicina, Salud y Alimentos

Por Sophimania Redacción
7 de Julio de 2016 a las 10:08
Compartir Twittear Compartir
Estudio comprueba la efectividad de la vacuna contra el virus del papiloma humano
Ecoportal

Un informe publicado en Canadian Medical Association Journal ha revelado que las niñas que recibieron la vacuna Gardasil en 2008 (vacuna contra el virus del papiloma humano – VPH) son más de una cuarta parte menos propensas a tener anormalidades cervicales que pueden conducir al cáncer que las que no fueron vacunadas.

La mayoría de los cánceres de cuello uterino son causados ​​por el VPH. Sin embargo, las infecciones por VPH toman años en convertirse en células cancerosas. Para hacer este estudio hubo algunos detractores, algunos políticos argumentaron que la protección contra el VPH fomentaría la promiscuidad adolescente, otros argumentaron sobre el precio de la vacuna. Los defensores anti-vacunación se opusieron, incluso investigadores médicos cuestionaron si la inmunidad duraría.

Las primeras evidencias de la efectividad de la vacuna sugirieron una caída en la frecuencia de las verrugas genitales. Al igual que el cáncer cervical, verrugas genitales son causadas por el VPH (aunque por lo general por diferentes cepas), pero toman mucho menos tiempo en aparecer. Varios estudios han demostrado que las verrugas genitales son cada vez menos comunes donde la vacunación está muy extendida. El éxito contra las verrugas no implica éxito contra el cáncer, pero se considera sugestivo. Por otra parte, las cepas más peligrosas de VPH son cada vez más raras en las zonas donde se hizo el estudio.

"Luego de 8 años de iniciado el programa de vacunación contra el VPH en las escuelas de Alberta, 3 dosis de vacunación han demostrado beneficios a corto plazo, en particular contra las anormalidades cervicales de alto grado, que son más propensas a desarrollar cáncer de cuello uterino", explica el Dr. Yang Hui-ming y sus coautores.

A partir de una muestra de 4.538 mujeres que fueron vacunadas con Gardasil en 2008, el 11,8 % tenía anormalidades cervicales, mientras que la cifra fue del 16,1 % para sus contemporáneas no vacunadas. La mayoría de estas anomalías fueron consideradas "de baja calidad" y con pocas probabilidades de conducir al cáncer; las mujeres no vacunadas tenían más del doble de probabilidades de tener anomalías de "alto grado".

La presencia de anomalías, incluso entre las mujeres vacunadas, no es sorprendente, ya que la vacuna no protege contra todas las cepas del virus. En consecuencia, sigue siendo importante hacerse la prueba de Papanicolaou.

 

FUENTE: IFL Science


#vacuna #papiloma
Compartir Twittear Compartir