Estudio: Decir lisuras incrementa la fuerza y la potencia cuando nos ejercitamos

Medicina, Salud y Alimentos

Por Sophimania Redacción
11 de Mayo de 2017 a las 11:04
Compartir Twittear Compartir
Estudio: Decir lisuras incrementa la fuerza y la potencia cuando nos ejercitamos
Imagen: internet

En dos experimentos llevados a cabo en lados opuestos del Atlántico, los investigadores del Reino Unidos y Estados Unidos pusieron a prueba a voluntarios a través de rigurosas pruebas físicas, en algunas de las pruebas se les permitía decir lisuras de vez en cuando y en otras solo podían decir palabras suaves o neutras.

El estudio presentado en la conferencia anual de la Sociedad Británica de Psicología, encontró que los participantes que decían lisuras mientras entrenaban aumentaron su fuerza en un 5 % o más.  

En el estudio de Spierer, en Estados Unidos, los participantes fueron instados a mirar un temporizador y repetir la palabra “fuck” precisamente cada tres segundos en un volumen "regular" de voz. Al hacer esto, los participantes lograron un aumento del 5 % sobre su funcionamiento máximo en la prueba sin repetir esa palabra.

El estudio en Reino Unido produjo resultados casi idénticos, pero esta vez midieron la fuerza con una empuñadura isométrica que mide la fuerza de la mano en kilogramos. Ese estudio fue dirigido por Richard Stephens, un psicólogo y profesor de la Universidad de Keele. Stephens y sus colegas. En los experimentos con agarraderas, los estudiantes que decían lisuras apretaron hasta 2.14 kilogramos más de media que cuando dijeron solamente palabras neutrales, un aumento de ocho %.

La teoría inicial de los autores era que decir lisuras desencadena la respuesta de lucha o huida, lo que aumenta las frecuencias cardíacas y eleva temporalmente la velocidad y la fuerza. Pero los resultados de la prueba indican que, a pesar de que el rendimiento físico mejora notablemente cuando se dicen lisuras, las frecuencias cardíacas y la conductancia de la piel se mantenían igual que en las personas que no decían lisuras.

Entonces, si no es una respuesta de lucha o huida, ¿por qué las lisuras aumentan la fuerza? La última teoría de Spierer y Stephens es que el acto tabú de decir lisuras nos distrae del dolor de ejercitarnos al máximo. No es un efecto puramente fisiológico, sino también psicológico.

Es una idea interesante, romper un tabú reduce las inhibiciones y permite un rendimiento físico de máxima potencia.

FUENTE: Dave Roos para Seeker

 

Si quieres estar siempre enterado de lo último y lo mejor en descubrimientos, investigaciones y avances científicos y tecnológicos SUSCRÍBETE AQUÍ en un solo paso. Recibirás un boletín semanal con lo mejor de Sophimania.


#fuerza #ejercicios #insultar
Compartir Twittear Compartir