Estudio: Dormir desnudos ayuda a prevenir infertilidad en hombres

Medicina, Salud y Alimentos

Por Sophimania Redacción
1 de Noviembre de 2015 a las 21:19
Compartir Twittear Compartir
Estudio: Dormir desnudos ayuda a prevenir infertilidad en hombres

Según un estudio reciente presentado en la American Society for Reproductive Medicine, los hombres que usan calzoncillos durante el día y nada a la hora de dormir, tienen niveles significativamente más bajos de ADN dañado en su esperma en comparación con los que llevaba calzoncillos apretados durante el día y por la noche.

 

"El tipo de ropa interior usada durante el día y la noche se asocia con la calidad del semen", dijo la investigadora principal, Katherine Sapra del Instituto Nacional de Salud Infantil y Desarrollo Humano. El estudio siguió a 500 hombres en el transcurso de un año, tomando nota de la forma en que se vestían durante la noche y la calidad de su esperma.

 

Los investigadores encontraron que aquellos que dormían desnudos y llevaba boxers holgadas durante el día experimentaron 25 % menos fragmentación del ADN que los que optaron por la ropa interior apretada. Aunque el tamaño de la muestra en el estudio fue relativamente pequeño, es una prueba más de que la ropa holgada podría plantear considerables beneficios para la fertilidad de los hombres.

 

"Hemos sabido durante algún tiempo que los hombres que aumentan la temperatura de los testículos, ya sea a través de la exposición al calor o por el uso de ropa interior apretada, tienen peor calidad del semen en comparación con los hombres cuyos testículos están más frescos", dijo Allan Pacey, experto de la Universidad de Sheffield en el Reino Unido, que no participó en el estudio. "Lo que nunca se ha demostrado de manera adecuada es si los hombres pueden mejorar las cosas al cambiar la elección de su ropa interior, pero este estudio de alguna manera sugiere que esto es verdad."

 

Mientras tanto, los futuros papás no tienen nada que perder adoptando un atuendo más flexible para proteger su poder para procrear.

 

 

FUENTE: Science Alert


Compartir Twittear Compartir