Estudio: Dormir más los fines de semana asociado a mayor riesgo de enfermedades cardiacas

Medicina, Salud y Alimentos

Por Sophimania Redacción
9 de Junio de 2017 a las 07:28
Compartir Twittear Compartir
Estudio: Dormir más los fines de semana asociado a mayor riesgo de enfermedades cardiacas

Dormir más los fines de semana para compensar dormir poco durante la semana podría no ser saludable. El jetlag social, que ocurre cuando el trabajo y los compromisos sociales están en conflicto con el deseo de dormir, puede aumentar el riesgo de enfermedad cardíaca.

El jetlag social es similar al cansancio que la gente siente al viajar de una zona horaria a otra, pero tiene una causa diferente. "Muchas personas se despertarán a las 7 de la mañana los días laborables, pero irán a la cama más tarde y dormirán los fines de semana para compensar", dice Sierra Forbush, de la Universidad de Arizona en Tucson.

Para investigar los efectos del jetlag social, el equipo de Forbush analizó datos de 984 adultos que vivían en Pennsylvania, EE.UU. Para calcular cuánto jetlag social experimentaron cada semana, Forbush comparó los puntos medios la hora de acostarse y despertarse de los días laborales, y los puntos medios los fines de semana. También tomó en cuenta las horas de sueño total y si las personas sufrían o no de insomnio.  Presentaron sus resultados en la reunión SLEEP, en Boston, Estados Unidos.

El equipo encontró que por cada hora de jetlag social, hubo un aumento del 11 % en la probabilidad de enfermedad cardiovascular, peor estado de ánimo y mayor somnolencia y fatiga. Las personas que experimentaron una sola hora de jetlag social cada semana (el equivalente a ir a la cama a medianoche y despertar a las 8 am los fines de semana, y a las 11 y las 7 de la mañana los días de semana) tenían 22% más probabilidad de calificar su salud como buena, excelente, y un 28 % más probabilidades de calificarla como pobre.

"No se trata solo de dormir lo suficiente, sino de dormir regularmente: idealmente, uno debería acostarse y despertar a la misma hora todos los días de la semana", explica Forbush.

Este no es el primer estudio que vincula el jetlag social con una salud más pobre. Casi todas las hormonas en el cuerpo están bajo control circadiano, y con frecuencia el cambio de su sueño y los tiempos de vigilia pueden hacer que caigan en asincronía. "Hay estudios que indican que el cronotipo (la inclinación biológica de una persona hacia la preferencia matutina o vespertina) puede influir en el riesgo de enfermedad cardiovascular ", dice Tami Martino, de la Universidad de Guelph, en Ontario, Canadá.

En un estudio separado, también presentado en la reunión, Dorothee Fischer de la escuela de Salud Pública Chan, de Harvard, mostró que las personas que viven hacia el lado occidental de las zonas horarias de EE.UU. son más propensas a ser personas nocturnas, probablemente porque el sol sale más tarde. De hecho, para cada grado que se mueven hacia el oeste, la gente aumentó uno dos minutos, lo que genera una diferencia media de 40 minutos entre una persona en Maine y otra en Indiana. También puede haber mayores niveles de jetlag social, en promedio, en estos estados del oeste, dice Fischer.

Todos los estudios de referencia se pueden ver aquí.

 

FUENTE: New Scientist

 

Si quieres estar siempre enterado de lo último y lo mejor en descubrimientos, investigaciones y avances científicos y tecnológicos SUSCRÍBETE AQUÍ en un solo paso. Recibirás un boletín semanal con lo mejor de Sophimania.


#enfermedades al corazon #dormir #insomnio #ritmo circadiano
Compartir Twittear Compartir