Estudio: El límite de la vida humana sería 125 años

Medicina, Salud y Alimentos

Por Sophimania Redacción
6 de Octubre de 2016 a las 11:38
Compartir Twittear Compartir
Estudio: El límite de la vida humana sería 125 años
internet

Según un estudio publicado en Nature, los seres humanos tenemos un límite para la longevidad: 125 años. 

Los autores del análisis dicen que sus datos indican que, incluso si continuamos logramos curar las enfermedades que afectan a las personas de la tercera edad, es probable que sobrevivamos tanto como la persona que ha vivido más, Jeanne Calment, una francesa que vivió 122 años.

Según los autores Xiao Dong, Brandon Milholland, y Jan Vijg, la vida humana tiene un límite natural.  Para responder a esta cuestión central, los autores del trabajo analizaron los datos demográficos de 41 países de todo el mundo de las tasas de mortalidad de las personas supercentenarias (110 años de edad o mayores) en los EE.UU., el Reino Unido, Japón y Francia.

Históricamente, la esperanza de vida comenzó a dispararse drásticamente en los últimos cien años, ya que se eliminaron muchas causas de muerte de la vida temprana. La introducción de los antibióticos, las campañas de vacunación y medidas para reducir la mortalidad infantil y materna aseguraron que más personas puedan llegar a la vejez.

Los autores del análisis piensan que los límites de la vida humana no necesariamente están fijados por las enfermedades que nos matan sino por los procesos que desarrollan nuestro cuerpo. 

Tenemos que cambiar y crecer y ser capaces de reproducirnos, pero en el camino estos cambios físicos poner en marcha un proceso que tiene un punto final natural.

Después de eso, nuestras células y órganos no pueden continuar. Vijg, un investigador de genética y envejecimiento y uno de los autores del artículo, explica que es improbable que lleguemos a comprender y tratar a todas las complejidades de envejecimiento.

Hace 200 años puede haber sido imposible pensar que la gente podría vivir hasta los 80 años, pero es una idea que ahora podría cambiar.

 

FUENTE: Science Alert


#vida #longevidad
Compartir Twittear Compartir