Estudio: Hora del día en que comes podría afectar tu ritmo metabólico

Medicina, Salud y Alimentos

Por Sophimania Redacción
6 de Junio de 2017 a las 07:53
Compartir Twittear Compartir
Estudio: Hora del día en que comes podría afectar tu ritmo metabólico
Foto: internet

El cuerpo humano está controlado en un ciclo de aproximadamente 24 horas por un reloj interno que está en nuestro cerebro y que se sincroniza con las señales externas. Ese reloj se llama ritmo circadiano, y una investigación reciente publicada en Cell revela que puede restablecerse en función al cronograma de comidas diarias de una persona.

"Un retraso de 5 horas en los tiempos de las comidas causa un retraso de 5 horas en nuestros ritmos internos del azúcar en la sangre", explica Jonathan Johnston de la Universidad de Surrey. "Creemos que esto se debe a cambios en los relojes de nuestros tejidos metabólicos, pero no el reloj central del cerebro".

En el nuevo estudio, Johnston, junto con Sophie Wehrens y sus colegas, evaluaron a diez hombres jóvenes sanos en un experimento de 13 días en el laboratorio. Los hombres comieron tres comidas en intervalos de 5 horas. Todas las comidas tenían el mismo contenido en calorías y macronutrientes. Cada participante comenzó con una comida 30 minutos después de despertar, y luego, después de acostumbrarse a comer temprano, cambiaron el horario a 5 horas más tarde, durante 6 días. Luego, se sometieron a 37 horas de una rutina de laboratorio especializada que permitió la medición de sus ritmos circadianos internos. La rutina incluía luz tenue, pequeños refrigerios cada hora, actividad física limitada y no dormir.

El cambio en el tiempo de comida no parecía influir en el hambre o la somnolencia en los participantes, tampoco cambiaron los marcadores del reloj maestro del cerebro, incluyendo los ritmos de la melatonina y el cortisol, o la expresión del gen del reloj en la sangre. Sin embargo, los investigadores descubrieron que cambiaron significativamente los niveles de azúcar en la sangre. Después de las comidas tardías, los ritmos de azúcar en la sangre se retrasaron más de 5 horas en promedio.

"Anticipamos ver algunos retrasos en los ritmos después de las últimas comidas, pero el tamaño del cambio en los ritmos de azúcar en la sangre fue sorprendente", dice Johnston. "También fue sorprendente que otros ritmos metabólicos, incluyendo la insulina en sangre y los triglicéridos, no cambiaran". Los investigadores también encontraron que la expresión rítmica de un gen conocido como PER2, se retrasó en tejido graso en aproximadamente 1 hora. Los hallazgos muestran que los relojes moleculares de las personas pueden estar regulados por los tiempos de las comidas y que esos cambios podrían sostener los cambios en los niveles de azúcar en la sangre.

Los hallazgos sugieren que las personas que luchan con trastornos del ritmo circadiano, incluyendo trabajadores por turnos y aquellos que vuelan mucho a largar distancia, podrían considerar comer snacks o alguna merienda para ayudar a resincronizar sus relojes corporales.

 

FUENTE: Science Daily

 

Si quieres estar siempre enterado de lo último y lo mejor en descubrimientos, investigaciones y avances científicos y tecnológicos SUSCRÍBETE AQUÍ en un solo paso. Recibirás un boletín semanal con lo mejor de Sophimania.


#metabolismo #ritmo circadiano
Compartir Twittear Compartir