Estudio: No hay cantidades saludables de alcohol

Medicina, Salud y Alimentos

Por Sophimania Redacción
25 de Junio de 2017 a las 22:44
Compartir Twittear Compartir
Estudio: No hay cantidades saludables de alcohol
Foto: Internet

Un estudio británico publicado en Journal of Studies on Alcohol and Drugs acaba de descubrir que el consumo regular y moderado de alcohol durante muchos años está relacionado con una disminución de la función cerebral. Particularmente, en el hipocampo, encargado de la formación de nuevas memorias.

El estudio analizó a personas entre los 40 y 70 años, y encontró que un consumo moderado de alcohol aumentaba en tres veces el riesgo de encogimiento del hipocampo derecho en comparación con los que se abstuvieron.

Dirigido por investigadores de la Universidad de Oxford y University College London, el estudio se desarrolló entre 1985 y 2015, y, durante ese periodo, encontraron que los patrones de consumo moderado de los participantes eran razonablemente estables.

¿Qué es beber moderadamente? En términos británicos, significa consumir de 14 a 21 unidades de alcohol por semana. Aunque se sabe que el consumo exagerado de alcohol es malo para la salud, el estudio revela que no hay un umbral bajo el que el consumo sea seguro, explica el autor Tim Slade, del Centro Nacional de Drogas y Alcohol.

"Aunque a la gente le gustaría creer que hay beneficios para la salud de beber moderadamente y en estudios anteriores parece haber este efecto,  una investigación reciente más rigurosa ha demostrado que esos resultados no se mantienen".

El nuevo hallazgo de contracción hipocampal involucró a 550 adultos sanos que no eran dependientes del alcohol. Su edad promedio fue de 43 años y se les realizó pruebas de función cerebral. Al final del estudio, a cada uno se le hizo una resonancia magnética cerebral.

Se tuvieron en cuenta los factores que podrían haber influido en los resultados, como la educación, la actividad física, el tabaquismo y la historia clínica. Los resultados mostraron que la bebida ligera (hasta siete unidades por semana) no confería ningún efecto protector en comparación con la abstinencia. Los bebedores fuertes (más de 30 unidades a la semana) corren mayor riesgo de daño, no solo al hipocampo, sino a la integridad de la sustancia blanca que es crítica para el funcionamiento cognitivo eficiente.

Un editorial vinculado señaló que el alcohol es una de las principales causas de demencia, representando posiblemente el 10 % de las causas de demencia de inicio temprano y hasta el 24 % de los casos de demencia en hogares de ancianos.

"Utilizamos racionalizaciones para justificar la persistencia de comportamientos de nuestro interés a largo plazo", se lee en el editorial. Con la publicación de este artículo, nos quedamos sin justificaciones para beber de manera moderada.

La profesora adjunta Nicole Lee, del Instituto Nacional de Investigaciones sobre Drogas de la Curtin University, dice que la mayoría de los efectos cognitivos del alcohol y otras drogas se piensa que son reversibles con períodos de abstinencia. "Pero si usted toma cantidades moderadas a grandes regularmente, no necesariamente le da a su cerebro [o cuerpo] una oportunidad de recuperarse". "El alcohol, incluso el consumo moderado de alcohol, se ha asociado con una serie de efectos sobre la salud, por lo general recomendamos el consumo ocasional y al menos algunos días libres de alcohol cada semana".

FUENTE: Financial Review

 

Si quieres estar siempre enterado de lo último y lo mejor en descubrimientos, investigaciones y avances científicos y tecnológicos SUSCRÍBETE AQUÍ en un solo paso. Recibirás un boletín semanal con lo mejor de Sophimania.


#alcohol #hipocampo
Compartir Twittear Compartir