Estudio: Sol en la piel puede ayudar a combatir infecciones

Medicina, Salud y Alimentos

Por Sophimania Redacción
23 de Diciembre de 2016 a las 12:55
Compartir Twittear Compartir
Estudio: Sol en la piel puede ayudar a combatir infecciones
Foto: internet

La luz del sol nos permite generar vitamina D, pero una investigación publicada en Scientific Reports revela otro beneficio de tomar sol. Investigadores del Centro Médico de la Universidad de Georgetown han descubierto que la luz solar, a través de un mecanismo separado de la producción de vitamina D, energiza las células T que juegan un papel central en la inmunidad humana.

"Todos sabemos que la luz solar proporciona vitamina D, que se sugiere tiene un impacto en la inmunidad, entre otras cosas, pero lo que encontramos es un papel completamente indvidual de la luz solar sobre la inmunidad", dice el investigador del estudio, Gerard Ahern, PhD, Profesor en el Departamento de Farmacología y Fisiología de Georgetown. Encontraron específicamente que bajos niveles de luz azul, que se encuentran en los rayos del sol, hace que las células T se muevan más rápido.

"Las células T, ya sean auxiliares o asesinas, necesitan moverse para hacer su trabajo, que es llegar al sitio de una infección y orquestar una respuesta", dice Ahern. "Este estudio muestra que la luz solar activa directamente las células inmunitarias clave al aumentar su movimiento". Ahern también agregó que mientras que la producción de vitamina D requiere luz UV, que puede promover cáncer de piel y melanoma, la luz azul del sol, así como de lámparas especiales, es más segura. "Sabemos que la luz azul puede llegar a la dermis, la segunda capa de la piel, y que esas células T pueden moverse por todo el cuerpo", dice.

Lo que impulsó la respuesta de la motilidad en las células T fue la síntesis de peróxido de hidrógeno, que luego activó una vía de señalización que aumenta el movimiento de las células T. El peróxido de hidrógeno es un compuesto que liberan los glóbulos blancos cuando detectan una infección para matar las bacterias y convocan a las células T y otras células inmunitarias para generar una respuesta inmune.

"Hemos descubierto que la luz solar produce peróxido de hidrógeno en las células T, lo que hace que las células se muevan. Sabemos, además, que una respuesta inmune también usa peróxido de hidrógeno para hacer que las células T se muevan hacia el daño, explica Ahern. El experto sugiere que aun hay mucho trabajo por hacer para entender el impacto de estos hallazgos, pero cree que si la activación de células T de luz azul tiene solo respuestas beneficiosas, podría tener sentido ofrecer a los pacientes terapia de luz azul para aumentar su inmunidad.

 

FUENTE: Science Daily


#sol #ultravioleta #inmunologico
Compartir Twittear Compartir