Estudio: Síndrome de fatiga crónica está asociado a desequilibrios en las bacterias intestinales

Medicina, Salud y Alimentos

Por Sophimania Redacción
27 de Abril de 2017 a las 00:09
Compartir Twittear Compartir
Estudio: Síndrome de fatiga crónica está asociado a desequilibrios en las bacterias intestinales
Foto: Internet

Las personas con síndrome de fatiga crónica pueden tener desequilibrios en sus bacterias intestinales, sugiere un nuevo estudio publicado en Microbiome.

El estudio encontró que las personas con síndrome de fatiga crónica tenían niveles más altos de ciertas bacterias intestinales y niveles más bajos de otros en comparación con las personas sanas que no tenían la condición. Los investigadores analizaron si estos desequilibrios también estaban presentes en el subgrupo de pacientes en el estudio que tenían el síndrome del intestino irritable (SII), un trastorno intestinal que es común en las personas con síndrome de fatiga crónica. Los resultados mostraron que los pacientes sí tuvieron diferentes patrones de trastornos de las bacterias intestinales dependiendo de si solo tenían síndrome de fatiga crónica o síndrome de fatiga crónica y SII.

El síndrome de fatiga crónica es un trastorno en el que las personas tienen fatiga extrema que no se mejora por el descanso y no es el resultado de otra condición médica. Un estimado de 35 % a 90 % de los pacientes con síndrome de fatiga crónica también tienen malestar abdominal coherente con los síntomas de SII. La razón de la relación entre el síndrome de fatiga crónica y el SII no está clara. Puede ser que el síndrome de fatiga crónica predispone a desarrollar SII o que las dos condiciones comparten las causas subyacentes, dijeron los investigadores.

Estudios anteriores ya han encontrado diferencias en las bacterias intestinales en pacientes con síndrome de fatiga crónica en comparación con las personas sanas. Pero el nuevo estudio es uno de los primeros en buscar diferencias entre las bacterias intestinales en pacientes con síndrome de fatiga crónica que tienen SII y bacterias en aquellos que no tienen SII. Los investigadores analizaron muestras fecales de 50 pacientes con síndrome de fatiga crónica y 50 personas sanas que no tenían la condición. Casi la mitad de los pacientes con síndrome de fatiga crónica, 21 de 50, también tenían ISS.

Los investigadores encontraron que las diferencias en los niveles de seis tipos de bacterias intestinales (Faecalibacterium, Roseburia, Dorea, Coprococcus, Clostridium, Ruminococcus y Coprobacillu) estaban fuertemente vinculadas con el síndrome de fatiga crónica. De hecho, la abundancia de estas especies podría utilizarse para predecir si los pacientes tenían síndrome de fatiga crónica. Además, los investigadores encontraron que las personas con síndrome de fatiga crónica y SII tenían niveles más altos de un tipo de bacteria llamada Alistipes y niveles más bajos de un tipo de bacteria llamada Faecalibacterium. Mientras tanto, los pacientes que tenían síndrome de fatiga crónica pero no SII tenían mayores niveles de un género de bacterias llamado Bacteroides pero cantidades menores de una especie específica en este género llamado Bacteroides vulgatus.

Algunos investigadores han planteado la hipótesis de que las bacterias intestinales alteradas pueden desempeñar un papel en el síndrome de fatiga crónica porque algunas investigaciones muestran que las bacterias intestinales de una persona pueden afectar su sistema nervioso central y su sistema inmunológico. Sin embargo, también es posible que los cambios en las bacterias intestinales sean una consecuencia de tener síndrome de fatiga crónica.

 

FUENTE: LiveScience

Si quieres estar siempre enterado de lo último y lo mejor en descubrimientos, investigaciones y avances científicos y tecnológicos SUSCRÍBETE AQUÍ en un solo paso. Recibirás un boletín semanal con lo mejor de Sophimania.


#microbioma #cansancio #fatiga
Compartir Twittear Compartir