¿Existe realmente el Punto G? Todo lo que necesitas saber sobre este aparente mito

Medicina, Salud y Alimentos

Por Sophimania Redacción
4 de Mayo de 2016 a las 13:00
Compartir Twittear Compartir
¿Existe realmente el Punto G? Todo lo que necesitas saber sobre este aparente mito
Eleanor Beth Haswell

Se supone que el punto G es una zona altamente erógena dentro de la vagina y que puede desencadenar una fuerte excitación sexual y el orgasmo. Aunque el concepto de orgasmos vaginales ha existido desde el siglo 17, el término punto G no fue acuñado hasta la década de 1980 por el científico aleman Eric Grafenberg.

¿Dónde está el punto G?

El punto G se encuentra en la pared anterior de la vagina, cerca de 5 a 8 cm por encima de la abertura de la vagina. Es más fácil de localizar si la persona se acuesta boca arriba y otra inserta su dedo con la palma hacia arriba. Se siente como una esponja que ante la estimulación comienza a hincharse. Esta área de la inflamación es el punto G. Al principio, este contacto puede hacer que la persona sienta como si necesitara orinar, pero después de unos segundos, puede convertirse en una sensación placentera. Para algunas personas, sin embargo, esta estimulación sigue siendo incómoda, no importa cuánto tiempo continúe la estimulación.

Entonces, ¿existe el punto G?

El punto G se encuentra en el complejo clitouretrovaginal, el área donde el clítoris, la uretra y la vagina se reúnen. Hay varias estructuras en este complejo que podría producir sensaciones placenteras al ser estimulado. El clítoris es más grande de lo que parece: este órgano se extiende mucho más allá de lo que es visible externamente. Es decir, la estimulación mecánica del “punto G” podría ser en realidad la estimulación de la parte interna del clítoris. Nada más.

El orgasmo del punto G y la eyaculación

Las respuestas fisiológicas de un orgasmo del punto G son diferentes a aquellas respuestas observadas en los orgasmos de clítoris. Durante los orgasmos del clítoris, el final de la vagina (cerca de la abertura) se hincha. Sin embargo, en los orgasmos del punto G, el cuello del útero empuja hacia abajo. Hasta el 50 % de las personas que tienen vagina expulsar varios tipos de líquido de su uretra durante la excitación sexual o el coito sexual. Existen tres tipos de líquidos que se producen: la orina, una forma diluida de la orina, y la eyaculación.

Mientras que algunas mujeres pueden expulsar a estos fluidos durante la excitación o el sexo, son expulsados ​​con mayor frecuencia durante el orgasmo, y en particular a través del orgasmo del punto G. Entonces, ¿cuál es la diferencia entre estos fluidos? La liberación de orina durante las relaciones sexuales con penetración es por lo general como resultado de la incontinencia urinaria de esfuerzo. Algunas personas no experimentan otros síntomas de la incontinencia urinaria de esfuerzo, tales como fugas al estornudar, toser o reír, pero se fuga durante el acto sexual.

El “squirting” es la fuga de sustancia parecida a la orina que se expulsa durante el orgasmo. Se cree que se producen debido a las fuertes contracciones musculares que rodean la vejiga durante el orgasmo. Mientras tanto, la eyaculación es una sustancia muy diferente: las mujeres describen el fluido como parecido a la leche y se parece mucho a las secreciones de la próstata masculina.

La complejidad de la sexualidad humana y los órganos reproductores implican distintas formas de alcanzar el orgasmo. Algunas personas son incapaces de alcanzar el orgasmo en presencia de otra persona, algunas solo pueden lograrlo con la masturbación, otras solo con la estimulación del clítoris, mientras que otras personas pueden alcanzar el orgasmo solo con estimulación vaginal.

 

 

FUENTE: Jane Chalmers para The Conversation


#orgasmo #clitoris #punto g
Compartir Twittear Compartir