Feliz cumpleaños Alan Turing: De cuando la homofobia mató a la ciencia

Medicina, Salud y Alimentos

Por Sophimania Redacción
24 de Junio de 2016 a las 08:58
Compartir Twittear Compartir
Feliz cumpleaños Alan Turing: De cuando la homofobia mató a la ciencia
Sophimania

El 23 de Junio se celebraron los 104 años de Alan Turing. El prestigioso, y tardíamente reconocido, matemático era homosexual en una época en la que esta orientación sexual se consideraba un delito en la "civilizada" sociedad británica.

La castración química a la que un juez le obligó a someterse para evitar la cárcel le llevó, según todos los indicios, a suicidarse ingiriendo una manzana envenenada con cianuro. Y, aunque luego fue indultado (gracias, gracias), su condena fue una muestra de la irracionalidad de una época, el atropello y abuso contra los derechos individuales y sexuales.

A raíz de su condena y su castración, Turing se suicidó, según fuentes oficiales, pero no se descarta algún tipo accidente envuelto en su muerte. “El suicidio de Turing es un tema delicado en los círculos informáticos. Hay una cierta aversión de hablar del tema porque no queremos que nuestro padre fundador parezca una celebridad mediática y su recuerdo se vea trivializado por los aspectos sensacionalistas de su muerte”, ha escrito Jaron Lanier, autor de “Contra el rebaño digital, un manifiesto”. 

Cuenta la leyenda que el logo de Apple fue un homenaje de Steve Jobs al trágico final del pionero que impulsó la era de las máquinas inteligentes. Sin embargo, el diseñador que se ocupó de dibujar por primera vez la famosa manzana mordida, Rob Janoff, lo ha negado.

En la Segunda Guerra Mundial, Alan Turing fue pieza clave para la victoria británica tras ‘crackear’ el código “irrompible” alemán que proporcionó las pistas necesarias para poner  fin a la guerra y salvar a miles de personas. Es probable que el modelo de Alan Turing, como considera la comunidad científica, hubiera podido convertirlo en el primero en diseñar una computadora digital.

Sin embargo, el conservadurismo y a homofobia de la época acabaron con su carrera. Conocido como el “padre de la computación”, en el 2015 se estrenó una película la película pone sobre la mesa hasta qué grado la homofobia y la intolerancia pueden llegar a destruir una mente brillante, The Imitation Game.

Gracias, ¡Alan Turing!


#alan turing #homosexualidad
Compartir Twittear Compartir