Hito: Crean medicina que evitaría la resistencia antibiótica

Medicina, Salud y Alimentos

Por Sophimania Redacción
8 de Enero de 2015 a las 10:06
Compartir Twittear Compartir
Hito: Crean medicina que evitaría la resistencia antibiótica

La resistencia progresiva a los antibióticos supone un problema mundial, pese a los pocos esfuerzos en inversión por parte de las empresas farmacéuticas para encontrar soluciones a esta cuestión, en parte, por la baja investigación de nuevos medicamentos y a la falta de enfoques creativos.

Ahora, un gran equipo de científicos procedentes de diversos países e instituciones estadounidenses, alemanas y británicas, acaba de publicar en Nature los resultados de sus investigaciones sobre un nuevo antibiótico.

El compuesto, conocido como teixobactina, ha sido probado con ratones y se dirige directamente a las moléculas de los lípidos de las paredes celulares, por lo que los científicos creen que es difícil que las bacterias presenten resistencia, al menos, en varias décadas. Creen probable que la resistencia genética a este nuevo antibiótico se demore más de 30 años.

El fármaco es capaz de hacer frente a una gran variedad de bacterias causantes de algunas enfermedades y no genera una resistencia inmediata. Los investigadores indican en el nuevo estudio que, si bien es difícil determinar si en un futuro las bacterias desarrollarán algún tipo de fortaleza, lo que está claro es que esto no sucederá hasta dentro de varias décadas.

 

 

resistencia 2

Foto: STATIC

 

 

Kim Lewis, investigador del departamento de Biología del Centro para el Descubrimiento de Antibióticos de la Universidad Northeastern (EE UU), y sus colegas han analizado 10.000 compuestos aislados de bacterias.

La teixobactina es la causa más importante de colitis seudomembranosa, Mycobacterium tuberculosis (responsable de la mayoría de los casos de tuberculosis en el mundo) y Staphylococcus aureus (que provoca múltiples enfermedades, como conjuntivitis, meningitis y neumonía).

El nuevo fármaco elimina las bacterias atacando a sus paredes celulares, un modo de acción similar utilizado por otro antibiótico, la vancomicina, y parece ser efectiva a través de la unión a múltiples objetivos, que pueden retrasar el desarrollo de la resistencia.

Los autores señalan que transcurrieron 30 años para que apareciera la resistencia a vancomicina y creen que es probable que la resistencia genética a este nuevo antibiótico se demore incluso más.  Los científicos han demostrado que el tratamiento de ratones infectados con Streptococcus aureus o S. pneumoniae redujo con la teixobactina su infección sin mostrar evidencias de toxicidad.

Ahora los investigadores tratarán de descubrir los mecanismos de resistencia contra la teixobactina que se puedan generar en el medio ambiente, pero los hallazgos sugieren que el siguiente paso requiere de una investigación sistemática para la producción de antibióticos para el segundo grupo de bacterias, las gram negativas.

 

 

FUENTE: Science Alert, El País


Compartir Twittear Compartir