Impresora 3D: Científicos imprimen porción de hígado completamente funcional

Medicina, Salud y Alimentos

Por Sophimania Redacción
7 de Noviembre de 2013 a las 11:21
Compartir Twittear Compartir
Impresora 3D: Científicos imprimen porción de hígado completamente funcional

Un grupo de científicos ha logrado crear una porción de hígado, utilizando una impresora 3D, que mantiene las funciones de sus tejidos – filtrado de nutrientes, toxinas y drogas – por hasta 40 días. Esto representa en un gran salto con respecto al intento realizado en abril, cuando la porción de hígado creada solo pudo mantener su función hepática durante un poco más de cinco días.

La capacidad del hígado de regenerarse naturalmente hace que sea un complemento ideal para el bioprinting: la utilización de la tecnología de impresión 3D para la creación células vivas. Organovo, un startup con sede en San Diego, ve a este logro como un paso importante en el perfeccionamiento de la construcción de órganos humanos en el laboratorio.

 

Este éxito de Organovo no significa que los médicos trasplantarán un órgano impreso en 3D a corto plazo. Los órganos tan complejos como el hígado, el riñón y el corazón requieren de redes de vasos sanguíneos diminutos, para mantenerse saludables. Construir vasos sanguíneos y otras estructuras en escalas más pequeñas representa un enorme desafío para las impresoras 3D.

Uno de los primeros beneficios de este logro, es el uso de estas porciones de hígado para investigar la respuesta de ciertos fármacos en el tejido humano, acelerando la investigación farmacéutica sobre nuevos medicamentos y reduciendo la dependencia de los ensayos con animales.
Pruebas más precisas no solo conducirían al desarrollo de fármacos más rápido, sino que también reduciría el tiempo y dinero gastado en medicamentos que funcionan bien en animales pero no en humanos.

¿Cómo se lleva a cabo el bioprinting?

Primero se identifica los elementos claves de la estructura del tejido que se quiere imprimir. Con esto, se genera un diseño que la bioimpresora utilizará como modelo. Cuando esto ya está listo, el siguiente paso consiste en generar los bloques de construcción multicelulares - también llamados biotinta - que se utilizarán en la impresión del tejido.

Dado que sigue un procedimiento de construcción en capas, se puede hacer impresiones en diferentes formatos: desde tejidos a micro-escala contenidos en placas de cultivo, hasta estructuras más grandes adecuadas para ser colocadas dentro de bioreactores para el acondicionamiento biomecánico antes de su uso.

Fuente: LiveScience

 


Compartir Twittear Compartir