Impuesto a las gaseosas sí ayuda a reducir su consumo

Medicina, Salud y Alimentos

Por Sophimania Redacción
25 de Octubre de 2015 a las 23:14
Compartir Twittear Compartir
Impuesto a las gaseosas sí ayuda a reducir su consumo

Hace unas semanas, el Gobierno del Reino Unido desestimó la introducción del impuesto a las gaseosas, pero el director de Public Health England, el Dr. Alison Tedstone reveló al selecto comité de salud la conclusión de la revisión: "Toda la evidencia muestra que poner el impuesto sí ayuda a disminuir el consumo de bebidas azucaradas”.

 

El PHE concluye que se pueden adoptar diferentes medidas para lograr que se reduzca el consumo de azúcar entre los ciudadanos del país, hablando del impuesto, la revisión realizada muestra que con esta medida se forzaría a los ciudadanos a adoptar opciones más saludables, por lo que respalda la campaña que puso en marcha Jamie Oliver, conocido chef, aunque asegura que existen otras tres medidas más importantes y efectivas que el gravamen.

 

El Departamento de Salud del Reino Unido recomienda introducir el impuesto de las bebidas azucaradas junto a otras medidas:

 

1. Reducir y reequilibrar el número y tipo de promociones de precios en puntos de venta como supermercados, tiendas, restaurantes, establecimientos de comida para llevar, etc.

2. Reducir significativamente las oportunidades de mercado y la publicidad en todos los medios de comunicación, incluidos los digitales, dirigida a niños y adultos, de alimentos y bebidas con un alto contenido en azúcar.

3. Establecer una definición clara de lo que son los alimentos con alto contenido de azúcar para respaldar los dos primeros puntos.

4. La introducción de un programa amplio, estructurado y transparente, para la reducción gradual del contenido de azúcar en los alimentos y bebidas, así como la reducción del tamaño de las porciones.

5. El incremento de los precios de los alimentos con alto contenido en azúcar entre un 10% y un 20% a través de un impuesto o gravamen.

6. Supervisar los estándares de compra de los servicios de alimentación y restauración a fin de garantizar que se comercializan alimentos y bebidas más saludables.

7. Garantizar que la formación acreditada en la dieta y la salud se entrega de forma rutinaria a todos los que tienen la oportunidad de influir en la elección de alimentos por parte de los consumidores.

8. Trabajar para crear conciencia sobre los riesgos de mantener una dieta con un alto contenido en azúcar.

 

 

FUENTE: Food Navigator


Compartir Twittear Compartir