Inmunoterapia: Tratamiento que reemplazaría a la quimioterapia y radioterapia

Medicina, Salud y Alimentos

Por Sophimania Redacción
9 de Septiembre de 2016 a las 09:39
Compartir Twittear Compartir
Inmunoterapia: Tratamiento que reemplazaría a la quimioterapia y radioterapia
wikipedia

El cáncer se produce cuando las células de una zona del organismo comienzan a multiplicarse incontroladamente. El cuerpo no se da cuenta y el sistema inmunológico es incapaz de controlar el crecimiento. William Coley fue un cirujano estadounidense que experimentó con alternativas para evitar este crecimiento descontrolado, observó que bacterias que se ubicaban en la zona del tumor atraen las defensas y el cuerpo ataca la zona y los tumores disminuyen su tamaño.

“Coley experimentó con esta idea inoculando estreptococos a los tumores para avisar a las defensas del cuerpo”, explica Pablo Linde, para El País. Al principio, la toxicidad de la bacteria provocaba más problemas que soluciones, pero con el tiempo y mayor investigación, la inmunoterapia recobró valor con un estudio publicado en Science en el 2013.  Ahora, durante el Congreso Internacional de Inmunología se han expuesto, se han expuesto más que nunca investigaciones que cruzan la oncología y la inmunología.

Ya ha habido casos de éxito, como el caso de los melanomas, en el que 6 tratamientos de inmunoterapia ya han sido aprobados por la FDA para poder ser usados en este tipo de cáncer. Según Jonathan Cebón, del  Insituto de Investigación del Cáncer Olivia Newton-John, si se combinan estos tratamientos la efectividad puede alcanzar el 80%, sin embargo, hay otros tipos de cáncer donde este tipo de terapia solo surtiría efecto en el 24 % de pacientes.

A pesar de que la inmunoterapia implica usar las propias defensas del organismo para atacar e cáncer, hay mecanismos que ayudan a que esto suceda.  En algunos casos se busca “neutralizar una proteína de la superficie de las células cancerígenas conocida como PD1, que hace que los linfocitos no luchen contra ellas”, explica Linde.

Otras técnicas implican extraer glóbulos blancos del paciente, elegir los que tienen mayor actividad antitumoral para cultivarlos y activarlos y volverlos a implantar en la persona. Otra alternativa son las vacunas terapéuticas, que avisan al sistema inmune que el cáncer está ahí. La primera vacuna de este tipo se aprobó en Estados Unidos en 2010 y se usa para algunos tipos de cáncer de próstata, que tiene un marcador biológico que indica su evolución, por lo que es más sencillo aplicar este tratamiento.

Cebon calcula que en 10 años la inmunoterapia podría sustituir a los tratamientos más agresivos como la quimioterapia y la radioterapia en varios tipos de cánceres. Pero para muchos científicos, aún no se podrá prescindir totalmente de estos tratamientos, hasta que se logre 100 % de efectividad. Además, en muchos casos, la inmunoterapia solo trata el cáncer y no logra eliminarlo por completo. Aún queda mucho por investigar, pero vamos por buen camino.

 

FUENTE: El País


#inmunoterapia #cancer
Compartir Twittear Compartir