La anticoncepción masculina podría darse gracias a una proteína

Medicina, Salud y Alimentos

Por Sophimania Redacción
2 de Octubre de 2015 a las 00:04
Compartir Twittear Compartir
La anticoncepción masculina podría darse gracias a una proteína

Los científicos de la Universidad de Osaka (Japón) han identificado una proteína específica del esperma que podría abrir por fin la puerta a la creación de un anticonceptivo masculino. La clave estaría en una proteína de la calcineurina, PPP3CC, que se sospechaba que desempeñaba un papel determinante en la fertilidad masculina. El estudio se publica en Science.

 

Hasta ahora, los intentos con esta proteína se han topado con el embargo, de existencia de múltiples isoformas sobreexpresadas en el testículo que hacían difícil determinar la función de cada una de las proteínas. Sin embargo en esta ocasión han centrado sus investigaciones en dos isoformas de la calcineurina que expresan los genes PPP3CC y PPP3R2 sólo se encuentran únicamente en células formadoras de esperma.

 

De esta forma vieron que los ratones machos en los que se bloqueó la proteína PPP3CC se generaba una mutación en la calcineurina; y, aunque los animales eran capaces de tener relaciones sexuales, eran totalmente infértiles.

 

El anticonceptivo masculino ideal debe ser barato, seguro y reversible y, además, tendría que ser de acción prolongada. Los efectos de este bloqueo eran dobles: por un lado hacía que los espermatozoides eran incapaces de nadar correctamente, pero el esperma empobrecido en PPP3CC no era capaz de fertilizar los huevos, incluso a través de la fertilización in vitro, señala Haruhiko Miyata, líder de la investigación.

 

Cuando los investigadores analizaron los espermatozoides que carecían de PPP3CC vieron que estos no se comportaban de la misma forma que los espermatozoides normales durante hiperactivación (proceso en que los espermatozoides penetran la membrana de un huevo), y a continuación, emplearon fármacos que inhiben la calcineurina y descubrieron que se tardan de cuatro a cinco días en que el esperma se convierta en infértil, lo que sugiere que la esta es importante para el desarrollo de los espermatozoides, pero no para su maduración.

 

Lo importante de esta información es que se podría aplicar la misma aproximación en humanos, ya que la fertilidad de los ratones macho, así como la motilidad del esperma y su flexibilidad, se recuperó a la semana de interrumpir la administración del fármaco.

 

 

FUENTE: ABC


Compartir Twittear Compartir