La apnea del sueño no tratada puede empeorar los riesgos de diabetes y problemas cardiacos

Medicina, Salud y Alimentos

Por Sophimania Redacción
17 de Junio de 2017 a las 12:19
Compartir Twittear Compartir
La apnea del sueño no tratada puede empeorar los riesgos de diabetes  y problemas cardiacos
Tratar la apnea del sueño a tiempo puede reducir el riesgo de empeorar enfermedades cardiacas. Foto: Internet

Un nuevo estudio publicado el último 8 de junio en la Revista de Endocrinología Clínica y Metabolismo sugiere que tratar a tiempo un desorden respiratorio llamado apnea del sueño podría tener beneficios para el corazón y el azúcar en la sangre.

En la apnea obstructiva del sueño, la vía aérea intermitentemente se colapsa o se bloquea durante el sueño. La vía aérea bloqueada provoca pausas en la respiración. Esto se ve representado usualmente por sonidos fuertes comúnmente conocidos como ronquidos.

Si las personas con apnea obstructiva del sueño no usan algún dispositivo por la noche para ayudarlas a mantener las vías respiratorias abiertas, las medidas de su salud cardíaca y azúcar en la sangre empeorarán, descubrieron los investigadores.

"Uno de los debates de larga data en nuestro campo es si la apnea del sueño realmente causa problemas cardíacos y problemas con el azúcar en la sangre, o si sólo están asociados", dijo el autor principal Jonathan Jun, de la Universidad Johns Hopkins en Baltimore.

En el pasado, los investigadores han tratado de encontrar un vínculo directo entre la apnea del sueño, la salud del corazón y el azúcar en la sangre mediante la comparación de los pacientes instruidos a utilizar máquinas CPAP en la noche para mantener la vía aérea abierta con los pacientes que fueron instruidos a dormir sin usar estas máquinas. Pero uno de los principales problemas con esos estudios es que la gente no puede usar la máquina CPAP, dijo Jun a Reuters.

Para este nuevo estudio, los investigadores reclutaron a 31 personas con apnea obstructiva del sueño de moderada a severa y de quienes se sabía usaban regularmente sus máquinas de CPAP. Los participantes durmieron dos noches en el laboratorio, usando su CPAP en sólo una de las noches. Los investigadores obtuvieron muestras de sangre mientras los participantes dormían. "Estábamos viendo los cambios en tiempo real", dijo Jun. "Estábamos recibiendo sangre cada 20 minutos".

Como se informó en la Revista de Endocrinología Clínica y Metabolismo, cuando los pacientes durmieron sin la máquina CPAP, la apnea obstructiva del sueño regresó. En esas noches, los pacientes tenían niveles bajos de oxígeno en su sangre, sueño pobre y un aumento de la frecuencia cardíaca. Además, sus muestras de sangre mostraron aumentos en ácidos grasos, azúcar y una hormona del estrés conocida como cortisol.

Los investigadores también vieron aumentos en la presión y la rigidez arterial, la cual se ha relacionado con un riesgo de problemas cardíacos. "Éstos eran pacientes obesos y con apnea del sueño relativamente grave. También tenían otros problemas médicos", señaló Jun. Las personas que se ajustan a esa descripción pueden experimentar los mismos cambios durante la noche si duermen sin su máquina CPAP, dijo.

La glucosa y los ácidos grasos aumentaron en el grupo que no usó las máquinas de CPAP, pero los participantes con diabetes podrían ser más vulnerables a la elevación de la glucosa, advirtió Jun.

Dijo que el estudio no puede decir qué pasaría con las personas con apnea del sueño más leve. Debido a que la obesidad se ha vinculado a un mayor riesgo de apnea del sueño, ha sido difícil saber si es la apnea del sueño o la obesidad en sí que está causando esos problemas, señaló Jun.

Sin embargo el nuevo estudio "avanza la idea de que otras condiciones y no la obesidad en sí son impulsores de esos niveles", finalizó Jun.

 

FUENTES: REUTERSEL PAÍS

 

Si quieres estar siempre enterado de lo último y lo mejor en descubrimientos, investigaciones y avances científicos y tecnológicos SUSCRÍBETE AQUÍ en un solo paso. Recibirás un boletín semanal con lo mejor de Sophimania. 


#diabetes #cardiaca #apnea del sueño
Compartir Twittear Compartir