Las bacterias de los estornudos pueden permanecer en el ambiente hasta 45 minutos

Medicina, Salud y Alimentos

Por Sophimania Redacción
20 de Junio de 2017 a las 08:22
Compartir Twittear Compartir
Las bacterias de los estornudos pueden permanecer en el ambiente hasta 45 minutos
Foto: Internet

Investigadores de la Universidad Tecnológica de Queensland (QUT) han desarrollado una nueva técnica para estudiar cómo las bacterias se propagan y permanecen en el medio ambiente después de toser o estornudar.

El equipo ha encontrado que un subconjunto de pseudomonas aeruginosa, una especie bacteriana asociada a infecciones hospitalarias, expulsado de un estornudo o tos tiene una vida media de 10 minutos, y puede permanecer en el ambiente hasta 45 minutos después.

"Nuestra investigación anterior había encontrado que estos patógenos viajan hasta 4 metros y se mantienen viables durante 45 minutos después de ser tosidos en el aire", dijo Lidia Morawska, co-investigadora. "Queríamos saber cómo las gotas de bacterias expulsadas viajan tales distancias y siguen siendo capaces de infectar a otras personas después de tanto tiempo", revela en un comunicado.

La bacteria P. aeruginosa es un patógeno común, resistente a múltiples fármacos, que puede causar infecciones hospitalarias tales como neumonía y sepsis. La bacteria normalmente causa enfermedad en aquellos con enfermedades o afecciones preexistentes, especialmente fibrosis quística. "La mayoría de las investigaciones en esta área se han centrado en los bioaerosoles generados por laboratorio, o gotas en el aire, que son diferentes de las gotitas respiratorias naturales generadas por los seres humanos", dijo Morawska.

La técnica del equipo de QUT, denominada Tandem Aged Respiratory Droplet Investigation System, o TARDIS, permitió a los investigadores investigar cómo los aerosoles de un estornudo o tos se extienden y por cuánto tiempo. "Para demostrar la técnica, las gotitas aerotransportadas de la tos fueron tomadas de dos pacientes con fibrosis quística y e infección crónica de pseudomonas aeruginosa," dijo Morawska.

"Tan pronto como las gotas de la tos golpean el aire, se secan rápidamente, se enfrían y se vuelven lo suficientemente ligeras como para mantenerse en el aire. También se degradan parcialmente a través del contacto con el oxígeno en el aire, con gotas más grandes que tardan mucho más en evaporarse", explica.

Los investigadores descubrieron que la mayoría de las bacterias en las gotitas secas murieron o se descomponían con una vida media de 10 segundos, pero un subconjunto más pequeño tenía una vida media en 10 minutos. "Esto sugiere que algunas bacterias de pseudomonas aeruginosa son resistentes a la descomposición biológica rápida y por lo tanto permanecen viables en el aire lo suficiente como para formar un riesgo de infección, especialmente a las personas con problemas respiratorios ", dijo Morawska.

Aunque los investigadores no están muy seguros de por qué ocurre esto, hipotetizan que está relacionado con el lugar en que se producen estas gotitas en la vía respiratoria, y el tamaño de las gotitas. "Creemos que esto podría ser porque las gotitas se producen en diferentes partes de las vías respiratorias y llevan diferentes cargas de bacterias", dijo Morawska. "Las gotitas más grandes tardan más en evaporarse, lo que las hace más resistentes a la descomposición y son capaces de mantener la viabilidad de las bacterias por períodos prolongados". 

FUENTE: ScienceAlert

 

Si quieres estar siempre enterado de lo último y lo mejor en descubrimientos, investigaciones y avances científicos y tecnológicos SUSCRÍBETE AQUÍ en un solo paso. Recibirás un boletín semanal con lo mejor de Sophimania.


#bacteria #estornudo
Compartir Twittear Compartir