Más evidencias de que la carne a la parrilla podría incrementar riesgo de cáncer colorrectal

Medicina, Salud y Alimentos

Por Sophimania Redacción
7 de Junio de 2017 a las 10:55
Compartir Twittear Compartir
Más evidencias de que la carne a la parrilla podría incrementar riesgo de cáncer colorrectal

Cuando la carne se cocina a altas temperaturas o sobre llamas abiertas, según estudios, los compuestos experimentan reacciones bioquímicas que producen carcinógenos capaces de alterar el ADN.

No hay suficiente evidencia para definir cuánto es demasiado, comer carne a la parrilla con moderación probablemente esté bien. Sin embargo, varios estudios y experimentos de laboratorio apuntan a que comer mucha carne conlleva riesgos.

En general, la revisión de la Agencia Internacional de Investigación del Cáncer (IARC), encontró que las carnes procesadas (como hot dogs, salchichas, carne seca, tocino y jamón) están fuertemente asociadas al cáncer colorrectal, con un incremento del 18 % del riesgo de cáncer por cada porción de carne procesada.

Más de 34 000 muertes por cáncer son causadas en todo el mundo cada año por dietas altas en carne procesada, de acuerdo con los datos referenciados en el informe del IARC. En comparación, el tabaco causa alrededor de un millón de muertes por cáncer anualmente. El consumo de alcohol causa 600 000, y la contaminación atmosférica es responsable de 200 000.

La revisión del IARC también encontró evidencia de una asociación entre la carne roja no procesada (como la carne de res o cerdo) y el cáncer colorrectal, junto con algunas pruebas de que la carne roja podría contribuir a los cánceres de páncreas y próstata. Una línea de evidencia apunta a compuestos llamados nitratos y nitritos, que se usan durante el procesamiento y también se forman en el colon cuando las personas digieren carne y productos cárnicos, incluso los etiquetados como "exentos de nitratos".

Los métodos de cocción hacen la diferencia, de acuerdo con estudios que se han centrado en dos grupos de productos químicos que aparecen en cantidades particularmente grandes cuando la carne, pescado o aves de corral se cocinan a fuego alto a la parrilla, asado o frito. Las aminas aromáticas heterocíclicas (HAA) se forman durante las reacciones a alta temperatura entre las sustancias en el tejido muscular. Y los HAP (hidrocarburos aromáticos policíclicos) que se forman cuando la carne es ahumada, carbonizada o cocida sobre una llama abierta, también se encuentran en el humo del tabaco.

Las enzimas en nuestros cuerpos cambian estas sustancias químicas en compuestos que pueden dañar el ADN. Numerosos estudios han ilustrado ese tipo de potencial dañino en cultivos celulares y animales, incluyendo roedores y primates. En un estudio publicado el año pasado, Robert Turesky, de la Universidad de Minnesota, Estados Unidos, y sus colegas estudiaron biopsias de tumores de próstata y encontraron que el ADN de las células cancerosas había sido dañado por HAAs. "Esta es la primera prueba inequívoca de que, una vez que usted come los mutágenos de la carne cocida, algunos de ellos encuentran su camino hacia la próstata y la dañan ", explica Turesky.

Mientras tanto, la investigación sugiere varias formas de reducir los niveles de carcinógenos en la carne. Marinar antes de cocinar ayuda a mantener la superficie de la carne alejada de la flama, explica Turesky. Poner la carne en el microondas antes de llevarla a la parrilla puede ayudar. También, voltear las hamburguesas con frecuencia y tener cuidado de no carbonizar o quemar la carne, podría ayudar.

Además, algunas de sus investigaciones sugieren que la genética pone a algunas personas más en riesgo de los efectos potencialmente dañinos de la carne, que otras. Comer carne de vez en cuando no causará cáncer, sino la exposición regular y repetida durante décadas que se suma a hacer una diferencia en el riesgo.

 

FUENTE: ScienceAlert

 

Si quieres estar siempre enterado de lo último y lo mejor en descubrimientos, investigaciones y avances científicos y tecnológicos SUSCRÍBETE AQUÍ en un solo paso. Recibirás un boletín semanal con lo mejor de Sophimania.


#carne #cancer #parrilla
Compartir Twittear Compartir