Mi familiar tiene cáncer: ¿Cómo cuidarlo y apoyarlo?

Medicina, Salud y Alimentos

Por Sophimania Redacción
4 de Mayo de 2016 a las 11:52
Compartir Twittear Compartir
Mi familiar tiene cáncer: ¿Cómo cuidarlo y apoyarlo?
El apoyo familiar es crucial para eltratamiento eficaz. Foto: Pacific Cancer Foundation

El cáncer es una de los principales factores de muerte en la aldea global industrializada. Según las cifras de la OMS, en el 2012 hubo unos 14 millones de nuevos casos y 8,2 millones de muertes relacionadas con el cáncer. Las proyecciones apuntan a que el número de nuevos casos aumentará en un 70% en los próximos 20 años. ¿Qué tipo de actitud han de tener quienes están al cuidando de un familiar con diagnóstico de cáncer? ¿Qué dicen los expertos al respecto?

"Una actitud positiva, proactiva y comunicativa, actuando bajo la convicción de ser parte de un equipo importante conformado por la familia, los amigos, el equipo de atención médica, crea mejores las condiciones para afrontar el diagnóstico de cáncer. El trabajo en equipo es necesario", afirma la psicóloga clínica Marianela Sánchez Wagner, psicooncóloga de Oncosalud.

¿Qué tipo de problemas emocionales produce el cáncer en quien lo padece y en los familiares de quien lo padece?¿Cuál es la importancia del factor psicológico para afrontar el cáncer? ¿Qué medidas debemos tomar ante ello? En el siguiente artículo Sophimanía te explica lo que tienes que saber sobre la disposición emocional que deben tener quienes están al cuidando de un familiar con cáncer, así como algunas recomendaciones sobre la materia. 

El factor psicológico

Siguiendo a la psicooncóloga Jimmie Hollandel diagnóstico de cáncer tiene un impacto que puede desarmar al paciente si este no consigue elaborar una respuesta de afrontamiento adecuada a la situación. La necesidad de una intervención psicooncológica se da en los diferentes momentos de la enfermedad. La persona con diágnostico de cáncer tiene que enfrentarse a múltiples situaciones problemáticas que comienzan cuando se presenta el miedo a la confirmación del diagnóstico, luego la asunción del diagnóstico, después la preocupación y los temores que provocan los diferentes tratamientos y los efectos secundarios de las revisiones periódicas cuando finalizan los tratamientos, la incertidumbre y el miedo a que vuelva a rebrotar la enfermedad. Todos estos momentos necesitan de un acompañamiento psicológico en donde se ayude al paciente, familia y equipo sanitario a transitar de manera resiliente.

En la actualidad ya nadie duda del beneficio que la psicooncología aporta tanto a los pacientes, como a sus familiares y al equipo de salud. “Dentro de una entrevista psicooncológica de preguntas escritas y orales se puede determinar si una paciente necesita ayuda para adaptarse a una condición de enfermedad, casi siempre el grado de angustia y el modo de afrontar la enfermedad; la ausencia o presencia del apoyo familiar nos dan a conocer cuando un paciente necesita un acompañamiento psicológico”, sostiene la psicooncóloga Sánchez Wagner.

cancer psico
El apoyo psiológico puede ser clave dependiendo de cada caso. Foto: Psicooncología on line

El factor psicológico y la capacidad para sobreponerse al dolor es un elemento clave para afrontar el diagnóstico de cáncer. Entre los problemas asociados tenemos:

  • Problemas referidos a los cambios físicos como efecto de los tratamientos.

  • Problemas referidos a la alimentación: “¿qué debo y no debo comer?”

  • Preocupación sobre ser tratado de manera diferente o ser discriminado.

  • Problemas en la comunicación de sentimientos y pensamientos.

  • Problemas de autoestima y autoreconocimiento.

Para la psicóloga Sánchez Wagner, “los problemas emocionales varían según la personalidad del paciente, el tipo de cáncer, pronóstico, pruebas, tratamiento y fase de la enfermedad. Pueden presentarse problemas como la ansiedad, depresión, aislamiento, trastornos de adaptación, estrés post-traumático, problemas sexuales dentro de la pareja, entre otros. En la familia es común que se presente agotamiento emocional, despersonalización, problemas de sueño hasta llegar al síndrome de Burnout.

Frente a esta situación, la recomendación pasa por mantener un pensamiento asertivo, con aceptación, buen humor, intentando ver los aspectos positivos de la situación y lo que uno puede hacer para potenciarlos. “Debemos centrarnos en lo afectivo, en las emociones y en el desahogo, buscando siempre el apoyo socio-familiar. Esto nos puede llevar a realizar acciones para un afrontamiento positivo, influyendo en el grado de estrés que se vive y en proteger el sistema inmunológico en respuesta a los tratamientos”, explica Sánchez Wagner.

La OMS afirma que es posible reducir y controlar el cáncer aplicando estrategias con aval científico destinadas a la prevención de la enfermedad así como a la detección temprana y su tratamiento. Sin embargo, los aportes de la psicooncología nos dice que el factor espiritual también es importante para afrontar eñ diagnóstico de cáncer. La espiritualidad es uno de los medios más poderosos mediante el cual los pacientes utilizan sus recursos para hacer frente a una enfermedad como el cáncer. El aumento de bienestar espiritual puede reducir la ansiedad ante las situaciones de estrés como la muerte”, afirma la psicooncóloga Sánchez Wagner.

¿Qué dice la OMS?

Para la OMS los cuidados paliativos consistenen “en el cuidado total activo del cuerpo, la mente y el espíritu, y en la prestación de apoyo a la familia”. Estos ciudados son administrados por profesionales médicos que se especializan en el tratamiento de los síntomas de cáncer. “Para que los cuidados paliativos sean eficaces es preciso aplicar un enfoque multidisciplinario amplio que incluya a la familia y recurra a los recursos disponibles en la comunidad”, sostiene la OMS.

El objetivo de los cuidados paliativos  es “evitar o tratar lo más pronto posible los síntomas y los efectos secundarios de una enfermedad y de su tratamiento, y los problemas psicológicos, sociales y espirituales correspondientes. El objetivo no es curar la enfermedad. Los cuidados paliativos también se llaman cuidados de alivio, cuidados médicos de apoyo y control de síntomas”, explica el Instituto Nacional del Cáncer (EE.UU).

En cuanto a la diferencia entre el apoyo familiar y los cuidados paliativos, la psicooncóloga Sánchez explica que “los cuidados paliativos tienen como misión mejorar la calidad de vida tanto del paciente como de la familia. El equipo de cuidados paliativos esta conformado por médicos, enfermeras, trabajadora social, psicólogos que trabajan desde un punto de vista multidisciplinar. El apoyo familiar es fundamental para hacer sentir al paciente alivio en su sufrimiento, buscar su recuperación o para acompañarle en el proceso de morir. Ambos apoyos son ejes centrales para el buen afrontamiento del paciente a la enfermedad”.

cancer family happy.jpg
El apoyo, comprensión, paciencia y acompañamiento familiar crean un enterno más favorable. Foto: CDC

Al igual que el apoyo familiar, los cuidados paliativos buscan mejorar la calidad de vida de los pacientes y las familias, mitigando el dolor y otros síntomas, y proporcionando apoyo espiritual y psicológico desde el momento del diagnóstico hasta el final de la vida. Según la OMS, los cuidados paliativos:

  • alivian el dolor y otros síntomas angustiantes;

  • afirman la vida y consideran la muerte como un proceso normal;

  • no intentan ni acelerar ni retrasar la muerte;

  • integran los aspectos psicológicos y espirituales del cuidado del paciente;

  • ofrecen un sistema de apoyo para ayudar a los pacientes a vivir tan activamente como sea posible hasta la muerte;

  • ofrecen un sistema de apoyo para ayudar a la familia a adaptarse durante la enfermedad del paciente y en su propio duelo;

  • utilizan un enfoque de equipo para responder a las necesidades de los pacientes y sus familias, incluido el apoyo emocional en el duelo, cuando esté indicado;

  • mejoran la calidad de vida, y pueden también influir positivamente en el curso de la enfermedad;

  • pueden dispensarse en una fase inicial de la enfermedad, junto con otros tratamientos que pueden prolongar la vida, como la quimioterapia o la radioterapia, e incluyen las investigaciones necesarias para comprender y manejar mejor complicaciones clínicas angustiosas.

Asimismo, se recomienda a todos los involucrados en la enfermedad del cáncer  (paciente, familia, equipo de salud) el acompañamiento de las intervenciones psicológicas. La actividad física también es vital. “Está comprobado que la actividad física es un plus para tener una vida saludable. Las actividades recomendadas pueden ser: excursiones, caminatas, salidas (cine, museo, teatro), cenas, charlas, juegos recreativos. Estas actividades se realizarán en la medida que los pacientes puedan y estén autorizados para realizarlos”, explica la psicooncóloga Sánchez Wagner.

Sin duda estas acciones son sumamente importantes para ayudar a las pacientes a sobrellevar el dolor y los síntomas de la enfermedad así como los efectos adversos del tratamiento de cáncer.

the end.jpg
Foto: Centro de Psicología y Desarrollo Personal

Recomendaciones (Psicooncóloga Sánchez Wagner)

  • No magnificar los problemas y evitar los pensamientos catastróficos.
  • Dejar a un lado frases intranquilizadoras “y si…,” y centrarse en lo que está ocurriendo aquí y ahora.
  • No  avergonzarse de sentir emociones negativas como el miedo, la ansiedad, la tristeza o la rabia.
  • Confíar en uno mismo. Auto-motivarse en los momentos adversos.
  • Construir a lo largo de la vida redes y vínculos sociales que brinden seguridad emocional y atención personal.

     


    #psicología #medicina #oncosalud #cáncer #oms
    Compartir Twittear Compartir