Muere niño con difteria: No fue vacunado debido a movimiento antivacunas

Medicina, Salud y Alimentos

Por Sophimania Redacción
29 de Junio de 2015 a las 13:34
Compartir Twittear Compartir
Muere niño con difteria: No fue vacunado debido a movimiento antivacunas

Un niño de seis años infectado de difteria hace casi un mes en Olot (La Garrotxa) ha fallecido esta madrugada en el hospital Vall d'Hebron de Barcelona.

El conseller de Salud de la Generalitat, Boi Ruiz, ha confiado en que la muerte del niño de seis años de Olot con difteria sirva para que surja una "reflexión colectiva" sobre la necesidad de que la población esté vacunada.

Los padres del niño de seis años de Olot (Girona) con difteria que está ingresado en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del Hospital Vall d'Hebron de Barcelona están "destrozados y se sienten engañados" por los grupos antivacunas, que les convencieron para no inmunizar a su hijo.

El niño Se encontraba ingresado en la Unidad de Cuidados Intensivos desde el pasado 30 de mayo. El pequeño comenzó a tener síntomas cinco días antes presentando un cuadro de malestar general, cefalea, odinofagia (dolor al comer) y fiebre. El día 27 tuvo que ser ingresado en el Hospital de Olot con problemas de deglución.

Las reacciones no se hicieron esperar y su caso reabrió el debate sobre la obligatoriedad de vacunas a los niños.

Actualmente, la vacuna contra la difteria está incluida en el calendario vacunal y se administra, en conjunto con otras inmunizaciones, a los dos, cuatro, seis y 15-18 meses de vida.

 

 

difteria 2

Jeff Brafstreet. Foto: ABC

 

 

Se suicida el promotor de los movimientos antivacunas

 

 

Jeff Bradstreet, promotor del movimiento antivacunas, ha sido hallado muerto esta semana en Carolina del Norte (EE.UU.). Las autoridades locales indican que habría sido un suicidio.

El cuerpo tenía un disparo en el pecho, y fue encontrado en un río por un pescador.

Bradstreet tiene un hijo autista y él culpaba a una vacuna que se le administró al pequeño cuando este tenía tan solo 15 meses de edad. Tras este suceso, se dedicó a investigar y llegó a publicar un artículo en el que aseguraba que las vacunas producían este trastorno. La comunidad médica estadounidense se había manifestado en contra de sus afirmaciones.

Sin embargo, este año se publicó otro de tantos estudios que confirman la inocuidad de las vacunas para el desarrollo de autismo.

El estudio publicado en The Journal of the American Medical Association de más de 95.000 niños en los EE.UU. apoya lo que casi dos décadas de investigación científica ya habían comprobado: las vacunas contra el sarampión, la paperas y la rubéola (MMR) son seguras y eficaces y no están asociadas con un mayor riesgo de desarrollo de los trastornos del espectro autista.

 

 

FUENTES: Sophimania, ABC, El Mundo


Compartir Twittear Compartir