¡No hay dudas!: Estudio a gran escala no encuentra asociación entre vacunas y Autismo

Medicina, Salud y Alimentos

Por Sophimania Redacción
22 de Abril de 2015 a las 10:26
Compartir Twittear Compartir
¡No hay dudas!: Estudio a gran escala no encuentra asociación entre vacunas y Autismo

Un estudio publicado en The Journal of the American Medical Association de más de 95.000 niños en los EE.UU. apoya lo que casi dos décadas de investigación científica ya habían comprobado: las vacunas contra el sarampión, la paperas y la rubéola (MMR) son seguras y eficaces y no están asociadas con un mayor riesgo de desarrollo de los trastornos del espectro autista (TEA).

El estudio, dirigido por el pediatra Anjali Jain, se centró en los niños en la categoría de alto riesgo de desarrollar autismo (los que tienen antecedentes familiares del trastorno, confirmado en sus hermanos mayores autistas). "Este es el primer estudio que evalúa el riesgo de los niños que ya tienen un mayor riesgo tener TEA", informó el equipo en la revista de la Asociación Médica Americana. "Incluso en estos casos, los datos no mostraron mayor riesgo relacionado con la vacuna triple vírica"

A principios de este mes, se informó que el gobierno australiano ya no va a pagar guardería y prestaciones sociales a los padres que se niegan a vacunar a sus niños a partir del 2016, en un esfuerzo por revertir el movimiento antivacunas que ha hecho que 39.000 niños australianos pierdan las vacunas.

 

 

vacuna 2

Foto: kostleige

 

 

En un estudio reciente citado por Jain y sus colegas, de 486 padres de niños con TEA en los EE.UU., casi el 20 % de ellos había decidido no vacunar a sus hijos más pequeños. "Un estudio canadiense de 98 jóvenes hermanos de niños con TEA encontró que los hermanos menores tenían menos probabilidades de ser inmunizados en comparación con sus hermanos mayores con TEA", informaron.

Jain y sus colegas recolectaron datos de una extensa base de datos de un seguro de salud privado de 95.727 niños nacidos en los EE.UU. entre el 1 de enero de 2001 y el 31 de diciembre de 2007, cada uno de los cuales tenían al menos un hermano que era entre 6 meses y 17 años mayor. Luego compararon los casos de TEA, mirando las tendencias familiares a través de los hermanos, y la tasa de exposición a la vacuna triple vírica.

Entre los que tenían un hermano mayor con TEA, 6.9 % fueron diagnosticados con TEA, en comparación con 0,9 % con diagnóstico de TEA entre los que tienen hermanos con TEA.

"De acuerdo con estudios en otras poblaciones, se observó ninguna asociación entre la vacunación triple vírica y el aumento del riesgo de Autismo entre los niños con seguro privado. Tampoco encontramos evidencia de que la recepción de una o dos dosis de la vacuna  se asociara con un mayor riesgo de TEA en los niños que tenían hermanos mayores con TEA.

En 2004, el Instituto de Medicina analizó un enorme conjunto de pruebas epidemiológicas y no encontró ninguna relación entre los dos, y su examen de 2011 de ocho vacunas de uso común encontró lo mismo.

"Una docena de estudios han demostrado que la edad de inicio de los trastornos del espectro autista no difiere entre los niños vacunados y no vacunados, la gravedad no se diferencia, y ahora el riesgo de recurrencia en las familias no se diferencia," explica el psiquiatra Bryan King, que no participó en la investigación.

 

 

FUENTE: Science Alert


Compartir Twittear Compartir