¿por qué la pizza es tan adictiva? Aquí tienes la respuesta científica

Medicina, Salud y Alimentos

Por Sophimania Redacción
4 de Noviembre de 2015 a las 08:53
Compartir Twittear Compartir
¿por qué la pizza es tan adictiva? Aquí tienes la respuesta científica

Un estudio publicado recientemente en el U.S. National Library of Medicine se propuso establecer  no solo cuáles son los alimentos más adictivos, sino también el porqué.

 

Este estudio seleccionó a 500 estudiantes para la investigación y uno de los productos italianos por es excelencia uno de los  más adictivos, el queso. Este ingrediente principal de la comida italiana, produce en el cuerpo de quien lo prueba efectos similares a la ingesta de drogas, y es el responsable de estos efectos similares a los de los opiáceos durante la digestión es la caseína que contienen algunos productos lácteos.

 

“La caseína se adhiere a los receptores de opiáceos del cerebro, provocando un efecto calmante muy parecido a la manera en que lo hacen la heroína y la morfina”, ha asegurado Dr. Neal Barnard, presidente del Comité de Médicos por una Medicina Responsable.

 

El estudio determinó que, cuanto más procesado esté, más asociado queda a comportamientos adictivos. Tres elementos hacen que una comida se vuelva un vicio: alto nivel glicémico, agregado de grasas saturadas y presencia de carbohidratos refinados (harinas o azúcares). Todo esto, al ser absorbido rápidamente por el organismo, generaría el mismo efecto que una droga.

 

"Al estudiar los picos de azúcar en sangre tras el consumo, se pudo establecer que la carga glucémica también es un factor que permite predecir qué alimentos resultarán adictivos, inclusive con mayor precisión que el contenido neto de hidratos de carbono", afirma el estudio. Finalmente, incluyen las grasas entre las causas de adicción porque, al resaltar el sabor en la boca, disparan receptores somatosensoriales en el cerebro.

 

¿La alternativa? Quesos veganos o quesos orgánicos no lácteos.

 

 

FUENTES: ABC, InfoBae


Compartir Twittear Compartir