¿Sabes qué pasa en verdad con tus dedos cuando te sacas conejos? La ciencia te explica (VIDEO)

Medicina, Salud y Alimentos

Por Sophimania Redacción
16 de Abril de 2015 a las 11:56
Compartir Twittear Compartir
¿Sabes qué pasa en verdad con tus dedos cuando te sacas conejos? La ciencia te explica (VIDEO)

No existe acuerdo científico sobre las causas que producen el característico sonido cuando nos sacamos conejos. Pero el tema podría haber quedado resuelto, afirma un grupo de investigadores en un artículo publicado en PLOS ONE.

En su experimento, realizado con ayuda de  imágenes de resonancia magnética (MRI), encontraron que el crujido es provocado por la rápida formación de una cavidad llena de gas dentro de una sustancia resbaladiza llamada líquido sinovial, que lubrica el espacio entre los huesos de los dedos, dijeron. El ruido de los nudillos ocurre en menos de 310 milisegundos.

El científico Greg Kawchuk, profesor de medicina de rehabilitación en la Universidad de Alberta en Edmonton, Canadá, dirigió la investigación. El primer estudio científico sobre este tema, en 1947, sugirió que el sonido provenía de la formación de una cavidad de gas en el interior de la articulación. Sin embargo, otros investigadores en 1971 expresaron su desacuerdo, desacreditando la teoría de la “burbuja”.

 

 

¿Qué sucede cuando nos sacamos conejos? Video: Vox

 

 

En la nueva investigación, los científicos usaron un sujeto experimental y jalaron sus dedos para recrear el crujir de sus nudillos y captarlo en un vídeo de resonancia magnética funcional. Esta técnica proporciona imágenes detalladas de las estructuras internas del cuerpo.

Uno de los co-autores del estudio, el quiropráctico Jerome Fryer, prestó sus nudillos a la causa de la ciencia. Sus dedos fueron insertados individualmente en un tubo vinculado a un cable que tiraba de su dedo hasta hacerlo sonar.

“¿Por qué le suenan las articulaciones a algunas personas y a otras no?“, se pregunta Kawchuk. “Aunque estoy especulando, nos preguntamos si la capacidad de hacer crujir los nudillos es un signo de que la articulación en realidad está saludable, y que la imposibilidad de hacerlo podría ser un signo de problemas a futuro“, finaliza.

 

 

FUENTE: Science Alert


Compartir Twittear Compartir