Sustancias antibacterianas prohibidas aún existen en productos que usamos todos los días

Medicina, Salud y Alimentos

Por Sophimania Redacción
25 de Enero de 2017 a las 09:01
Compartir Twittear Compartir
Sustancias antibacterianas prohibidas aún existen en productos que usamos  todos los días
Foto: CNN

La exposición al triclosán está relacionada con la alteración de la función hormonal y el desarrollo de resistencia a los antibióticos en las bacterias. Es por eso que la FDA pidió a los fabricantes demostrar que estos productos químicos son seguros para el uso a largo plazo y más eficaces que el jabón regular. Nada de esto ha sido probado.

Pero estos mismos productos químicos todavía se utilizan en muchos otros productos, incluyendo los juguetes de felpa, piscinas, juguetes, plumones y tijeras, sin ninguna etiqueta requerida. Algunos de estos productos se comercializan como antimicrobianos, pero muchos no lo son.

Los fabricantes no pudieron demostrar que los jabones antimicrobianos eran más eficaces que los jabones regulares. Las investigaciones que demuestran que estos productos protegen la salud humana son inexistentes, pero la decisión de la FDA se aplica solo a los jabones de venta libre y no a los jabones utilizados en los centros de atención de salud o cualquier otro producto de consumo o materiales de construcción que no estén bajo el control de la FDA.

Pero no solo se sugiere que los productos antimicrobianos son ineficaces en la reducción de microbios en el producto, sino que varios estudios también sugieren que podría estar causando aumento en la resistencia a los antibióticos. Las infecciones resistentes a los antibióticos, como el MRSA, causan unas 23.000 muertes cada año en los Estados Unidos.

Una investigación realizada en el Centro de Biología y Medio Ambiente (BioBE) de la Universidad de Oregon demostró que existen concentraciones mayores de triclosán en ambientes deportivos y educativos. Y vale la pena señalar que la evidencia indica que sin una exposición adecuada a los microbios adecuados, los niños pueden estar en mayor riesgo de desarrollar condiciones como alergias y asma.

Sin embargo, no es tan fácil evitar la exposición al triclosán o a cualquiera de los otros 18 antimicrobianos prohibidos por la FDA. Los fabricantes no están obligados a decirnos qué hace que sus productos sean antimicrobianos. Es por ello que la FDA requiere que  activos como el triclosan sean listados en las etiquetas de los productos. Por ejemplo, triclosan también se encuentra en algunas pastas dentífricas, y sí se enlista en la etiqueta, pero los productos que no están bajo la jurisdicción de la agencia están sujetos a requisitos diferentes, y no tienen que enumerar los productos químicos que contienen.

Los productos que se comercializan como antimicrobianos, por ejemplo, a menudo contienen estos productos químicos. Pero no todos los productos que contienen productos químicos antimicrobianos se anuncian como tales.

Ayudaría si los reguladores adoptaran normas coherentes que exigieran prácticas comunes de etiquetado. Necesitamos saber qué productos químicos hay en las cosas que usamos día a día, especialmente cuando esos productos químicos pueden tener efectos adversos sobre nuestra salud y el medio ambiente.

Es importante presionar a los minoristas para que desarrollen productos libres de antimicrobianos y exigir etiquetas claras en los productos que contienen productos químicos prohibidos por la FDA.

 

FUENTE: CNN


#bacteria #antibacteriano
Compartir Twittear Compartir