Tejido cardíaco que pega como el velcro podría ayudar a reparar corazones

Medicina, Salud y Alimentos

Por Sophimania Redacción
2 de Septiembre de 2015 a las 10:15
Compartir Twittear Compartir
Tejido cardíaco que pega como el velcro podría ayudar a reparar corazones

Ingenieros de la Universidad de Toronto acaban de crear un tejido cardiaco funcional, mediante la implementación de un andamio biocompatible que permite que placas de tejido cardiaco vivo se unan como el velcro para reparar un corazón.

 

"Una de las principales ventajas es la facilidad de uso", dice el profesor Milica Radisic, quien dirigió el proyecto. "Podemos construir estructuras de tejidos más grandes rápidamente antes de que se necesiten, y colocarlos y desmontarlos con la misma facilidad. No sé de cualquier otra técnica que tenga esta capacidad".

 

Hacer crecer células del músculo cardíaco en el laboratorio no es nada nuevo. El problema es que, demasiado a menudo, estas células no se parecen a las encontradas en el cuerpo. Las células del corazón real crecen en un entorno repleto de andamios de proteínas y células de apoyo que ayudan a darle forma. En contraste, las células cultivadas en laboratorio a menudo carecen de estos soportes, y tienden a ser amorfas y débiles.

 

 

velcro home

utoronto

 

 

Hace dos años, Radisic y su equipo inventaron el Biowire, dispositivo en el que las células del corazón crecían alrededor de una sutura de seda, imitando la forma en que las fibras musculares reales crecen en el corazón.

 

Zhang y sus colegas utilizaron un polímero especial llamado Pomac para crear una malla 2D para que las células crezcan alrededor. Es algo similar a un panal de abejas, excepto que los agujeros no son simétricos, sino más bien más amplios en una dirección y en otra. Fundamentalmente, esto proporciona una plantilla que hace que las células se alineen juntas. Cuando se estimulan con corriente eléctrica, las células musculares del corazón se contraen juntas, haciendo que el polímero flexible se doble.

 

Sorprendentemente, las láminas ensambladas comienzan a funcionar casi de inmediato. "Tan pronto como se juntan, empiezan a latir, y cuando aplicamos estimulación del campo eléctrico, vemos que lo hacen en sincronía", dice Radisic. El equipo ha creado tejidos en capas hasta tres hojas gruesas en una variedad de configuraciones.

 

El objetivo final del proyecto es crear tejido artificial que podría ser utilizado para reparar corazones dañados. La naturaleza modular de la tecnología debería hacer fácil personalizar el injerto para cada paciente.  Lo mejor de todo: la técnica no se limita a las células del corazón. Otros investigadores podrían utilizar el andamio para construir estructuras en capas que imitan una variedad de tejidos, desde hígados hasta pulmones. Estos tejidos artificiales podrían utilizarse para probar nuevos medicamentos en un entorno realista. El siguiente paso es poner a prueba qué tan bien funciona el sistema en vivo.

 

 

FUENTE: U Toronto


Compartir Twittear Compartir