Veredicto: Las grasas trans no son seguras y Estados Unidos las prohíbe

Medicina, Salud y Alimentos

Por Sophimania Redacción
17 de Junio de 2015 a las 10:50
Compartir Twittear Compartir
Veredicto: Las grasas trans no son seguras y Estados Unidos las prohíbe

La Administración de Alimentos y Medicamentos ha anunciado que las compañías de alimentos tendrán que eliminar las grasas trans.

 

El uso en alimentos de aceites parcialmente hidrogenados, conocidos como grasas trans, no es seguro y estos productos deben ser retirados del mercado en un plazo de tres años señaló este martes la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EEUU. "Los aceites vegetales parcialmente hidrogenados (PHO), principal fuente de grasas trans en los alimentos procesados, no son generalmente considerados seguros para ser utilizados en la alimentación humana" indicó la FDA en un comunicado.

 

La FDA propuso por primera vez la prohibición de grasas trans como aditivo alimentario en 2013, y el nuevo anuncio confirma esa decisión.

 

 

trans 2

Foto: BBC

 

 

"Tomamos esta determinación basada en la evidencia científica disponible y las conclusiones de los grupos de expertos," dice Susan Mayne, directora del Centro de la FDA para la Seguridad Alimentaria y Nutrición Aplicada, en un comunicado. "Los estudios muestran que la dieta y la nutrición juegan un papel clave en la prevención de problemas de salud crónicos, como la enfermedad cardiovascular. La acción de hoy va de la mano con otras iniciativas de la FDA para mejorar la salud de los estadounidenses", dijo Mayne.

 

Los estudios han encontrado que la grasa trans aumentan los niveles de lipoproteína de baja densidad (LDL), o colesterol malo de la gente, y disminuye los niveles de lipoproteína de alta densidad (HDL), o colesterol bueno.

 

Utilizados en productos de uso común como el popcorn para microhondas, margarinas y pizas congeladas, las grasas trans no son benéficas para la salud según habían establecido previamente investigaciones de los institutos de salud estadounidense.

 

Desde 2006 los fabricantes de estos productos en Estados Unidos estaban obligados a colocar información en sus empaques que advirtiera claramente a los consumidores del uso de este tipo de grasas. En Estados Unidos cualquier sustancia que se adicione intencionalmente a un alimento es considerado como un aditivo y está sujeto a la evaluación de la FDA.

 

 

FUENTES: BBC, Live Science, El País


Compartir Twittear Compartir