Astrónomos habrían encontrado la fuente de la radiación cósmica

Astronomía

Por Sophimania Redacción
24 de Marzo de 2016 a las 13:07
Compartir Twittear Compartir
Astrónomos habrían encontrado la fuente de la radiación cósmica

Nuestro planeta está sometido constantemente al impacto de partículas de alta energía de origen cósmico, es decir, procedentes de más allá del Sol. Juntas, estas partículas forman lo que se conoce como "radiación cósmica", y hasta ahora los científicos habían estado averiguando su origen.

Sin embargo investigadores de observatorio HESS (High Energy Stereoscopic System) situado en Namibia (África), que lleva más de 10 años cartografiando el centro de nuestra galaxia en la longitud de onda de rayos gamma de muy alta energía, parecen haber encontrado la fuente de la radiación cósmica.

Según el estudio publicado en la revista Nature, en el que han estado involucradas 42 instituciones internacionales, el origen de tal radiación sería el inmenso agujero negro que está en el centro de nuestra propia galaxia. Los datos de HESS han revelado que esta emisión acelera los rayos cósmicos a energías cien veces mayores a las alcanzadas por el Gran Colisionador de Hadrones (LHC) del CERN.

Estas partículas de alta energía están cargadas eléctricamente y, por tanto, se ven atraídas por los campos magnéticos interestelares que circundan nuestra galaxia haciendo casi imposible conocer su origen. Por fortuna, los rayos cósmicos interactúan directamente con la luz y el gas que se encuentra en los alrededores del lugar desde el que surgieron, y esa interacción produce rayos gamma que viajan en línea recta y no se ven afectados por los campos magnéticos, lo que hace más fácil rastrear su origen.

Cuando estos rayos golpean la atmósfera de la Tierra, producen un pulso de muy corta duración llamado “radiación Cherenkov” y pueden ser detectados de noche por telescopios sensibles, con espejos grandes y con sensores rápidos de luz. Así fue como los expertos descubrieron más de 100 fuentes de rayos gamma de alta energía en el cielo.

Hasta ahora los astrofísicos no habían podido descubrir estas fuentes de rayos cósmicos galácticos de alta energía. Gracias a esta investigación, ahora se puede plantear que en algún lugar dentro de los 33 años luz centrales de la Vía Láctea existe una fuente astrofísica capaz de acelerar protones a energías de aproximadamente un petaelectronvoltio de forma continua durante al menos 1.000 años. Así, la fuente más plausible para estos protones PEV (petaelectronvoltio) es el agujero negro supermasivo llamado Sagitario A* ubicado en el centro de la galaxia.

Ese agujero negro supermasivo que se encuentra en el centro de la galaxia, es la fuente más plausible de los protones PeV. Según el investigador Felix Aharonian, quien trabajó en el estudio, "hemos considerado varias posibles regiones de aceleración, tanto en la inmediata vecindad del agujero negro como más lejos de él, donde una fracción del material que lo rodea y que cae hacia el agujero negro es violentamente expulsada por él, iniciando el proceso de aceleración de las partículas".

En resumen, los datos del H.E.S.S. revelan que Sagitario A* es muy capaz de acelerar protones a energías de un petaelectronvoltio. Si se demuestra que eso fue así, estaríamos, probablemente, ante el fin de un misterio y de más de cien años de debate científico sobre el origen de estas enigmáticas partículas.

 

FUENTES: ABC, ASTRONOMY


#rayos cósmicos #gamma
Compartir Twittear Compartir