Exoplaneta más cercano estaría cubierto en agua

Astronomía

Por Sophimania Redacción
7 de Octubre de 2016 a las 13:35
Compartir Twittear Compartir
Exoplaneta más cercano estaría cubierto en agua
Próxima b podría estar cubierto en océanos. Imagen: Internet

Hace dos meses, astrónomos del Observatorio Europeo del Sur (ESO) anunciaron haber descubierto un probable exoplaneta similar a la Tierra orbitando Próxima Centauri, la estrella enana roja más cercana a nuestro sistema Solar, dentro del sistema Alpha Centauri.

El planeta, llamado Próxima b, se encuentra a 4,25 años luz de distancia y parece tener signos tempranos de tratarse de un planeta rocoso. Además está ubicado a una distancia suficiente como para albergar agua líquida. Ahora los científicos han encontrado pruebas de que Próxima b podría estar en realidad cubierto en océanos de agua líquida.

El equipo liderado por investigadores del Laboratorio de Astrofísica de Marsella en Francia ha calculado con detalle una serie de propiedades de tamaño y de superficie del Próxima b y todo indica que el planeta podría ser habitable.

Los resultados sugieren que el planeta está cubierto de océanos de agua líquida que podrían albergar vida. "El planeta podría ser un ‘planeta oceánico’, con un océano cubriendo toda su superficie, y con agua similar a algunas lunas de hielo alrededor de Júpiter o Saturno”, escribió el equipo.

Una de las dudas más grandes que los científicos han tenido sobre la habitabilidad de la Próxima b es el hecho de que orbita relativamente cerca de su estrella, Próxima Centauri, a sólo 7.4 millones de kilómetros. Como referencia Mercurio, el planeta más cercano al Sol, orbita a 74 millones de kms.

La buena noticia es que Próxima Centauri es distinta a nuestro Sol, por lo que sospecha las condiciones no serían tan duras como las que existen en Mercurio. Aun así, hasta hace poco, algunos científicos aún no estaban convencidos de que las condiciones eran adecuadas para tener agua.

"Próxima Centauri es una enana roja sólo un 0,1% más brillante que el Sol y albergando un 12% la masa del Sol. Esto significa que la zona habitable es 25 veces más cerca de que la que rodea a nuestro Sol", explica Jesse Emspak para Space.com.

Los planetas que orbitan relativamente cerca de su sol tienden a estar acoplados por la marea, lo que significa que siempre muestran la misma cara a su estrella. Los científicos creen que este tipo de planetas si podrían ser habitables, pero se ha sido sugerido que Proxima b podría ser demasiado caliente para mantener el agua líquida.

Para investigar esto, el equipo francés ha corrido simulaciones de la composición del planeta en función de su posible tamaño, y estima que el radio del planeta es de entre 0,94 y 1,4 veces el de la Tierra.

Si se toma el límite más bajo, su radio sería de aproximadamente 5.990 kilómetros, y las simulaciones del equipo han sugerido que en este escenario, el planeta sería muy denso, y tendría un núcleo metálico que constituiría dos tercios de su masa total. Este núcleo estaría rodeado por un manto rocoso. "Si existiera agua superficial, no supondría más de un 0,05% de la masa total del planeta, similar a la Tierra, donde esta  es alrededor de 0,02%", informa AFP.

Y si consideramos el radio más grande en las simulaciones, el planeta tendría un radio máximo de 8.920 kilómetros, y la masa de Proxima B se dividiría en partes iguales entre un centro rocoso y el agua circundante. "En este caso, Proxima b estaría cubierto por un solo océano, líquido de 200 km de profundidad", dijeron los investigadores a AFP.

Ambas simulaciones sugieren que el planeta tendría una delgada atmósfera gaseosa (crucial para que exista la vida tal como la conocemos) y las temperaturas no se elevarían por encima de lo razonable para que exista agua líquida en su superficie, a pesar de estar tan cerca de su estrella. "Al contrario de lo que cabría esperar, esta proximidad no significa necesariamente que la superficie de Proxima b sea demasiado caliente para que el agua existe en forma líquida", dijo el equipo en un comunicado.

Obviamente que mientras no se envié una sonda, todos estos resultados solo son conjeturas. Afortunadamente, El Telescopio Espacial James Webb de la NASA (JWST), programado para ser lanzado en 2018, podría darnos algunas ideas sobre la atmósfera de Proxima b.


FUENTES: SPACE, SCIENCEALERT


#exoplaneta #proxima b
Compartir Twittear Compartir