Exoplaneta potencialmente habitable orbita la estrella más cercana

Astronomía

Por Sophimania Redacción
24 de Agosto de 2016 a las 17:50
Compartir Twittear Compartir
Exoplaneta potencialmente habitable orbita la estrella más cercana
Representación de cómo se vería Próxima b, el exoplaneta recién descubierto. Imagen: ESO

Científicos del Observatorio Europeo del Sur (ESO) acaban de anunciar que han encontrado un planeta del tamaño de la Tierra de orbitando Próxima Centauri, la estrella más cercana a nuestro sistema solar. Lo cual lo convierte en el exoplaneta más cercano jamás detectado.

No sólo eso, este planeta rocoso se encuentra en una zona llamada Ricitos de Oro, lo cual haría que la existencia de agua líquida en su superficie sea unan posibilidad, y como Próxima está a “sólo” 4 años luz de distancia, podría ser explorada con una nave espacial en un futuro no muy lejano.

"Por supuesto, ir allí ahora mismo es ciencia ficción, pero la gente está pensando en ello y ya no es sólo un ejercicio académico imaginar que podríamos enviar una sonda allí un día", dijo Guillem Anglada-Escudé líder del equipo "Pale Red Dot" que informó de la existencia del nuevo planeta en la revista Nature.


                  Animación explica el descubrimiento (en inglés). Video: ESO

Todavía hay debate sobre que tan "habitable" en realidad sea este planeta en particular. El investigador de la Universidad Queen Mary de Londres y su grupo reconoce que todavía tienen mucho trabajo por hacer para extender sus observaciones.

La simple identificación del planeta, catalogado como "Proxima b", ha sido en sí un reto considerable. Esta fue posible gracias a la utilización de un instrumento muy preciso llamado HARPS (Buscador de Planetas por Velocidad Radial de Alta Precisión). Este espectrógrafo, unido a un telescopio de 3.6 metros en Chile, detecta el más ligero bamboleo producido en una estrella por el efecto gravitatorio de un planeta orbitando muy cerca de ella.

Sus datos sugieren Próxima b tiene un mínimo de masa de 1.3 veces la de la Tierra y orbita a una distancia de unos 7.5 millones de kilómetros de la estrella, tomando 11.2 días en completar una vuelta. La distancia entre la estrella y su planeta es considerablemente menor que la separación entre la Tierra y el Sol (149 millones de kilómetros). Pero Proxima Centauri es una Enana Roja, lo cual significa que es más pequeña y tenue en comparación con nuestro Sol, por lo tanto un planeta puede estar más cerca y seguir disfrutando de condiciones potencialmente tan benignas como las de la Tierra.

"Este planeta está a un 5% de la distancia a la Tierra desde el Sol. Sin embargo, Próxima es 1.000 veces más débil que el Sol. Por lo tanto, el flujo (de energía) que llega a Próxima b es aproximadamente el 70% de lo que recibe la Tierra. Es como colocar la Tierra un poco más lejos, pero es comparable", explicó el Dr. Anglada-Escudé.

Si las temperaturas en Próxima b son favorables para que exista la vida o no,  va a depender de la presencia de una atmósfera. Una envoltura de gases de efecto invernadero calentaría la superficie del planeta y proporcionarían una presión suficiente para mantener el agua en estado líquido, algo esencial para la existencia de vida tal y como la conocemos.

Pero incluso con la poca información que tenemos actualmente, los científicos están emocionados por la noticia. "Creo que es el descubrimiento de exoplanetas más importante alguna vez hecho", comentó la Dra. Carole Haswell de la Open University.

Los investigadores están actualmente buscando para ver si el planeta cruza la cara de Próxima Centauri que da hacia la Tierra, un evento referido como un "tránsito". Este tipo de observación a contraluz podría confirmar no sólo la existencia de una atmósfera, sino también revelar tal vez algo de sus propiedades químicas.

De haber formas de vida en Próxima b, incluso microbiana, va a ser muy difícil encontrarla. Las enanas rojas son muy activas, tienden a lanzar grandes llamaradas que bombardean los planetas cercanos con partículas energéticas. La emisión de rayos X es mucho más intensa también. Por eso, una de las prioridades para el futuro será conseguir una imagen directa del planeta. Esto debería ser posible con el Telescopio Europeo Extremadamente Grande (E-ELT), actualmente en construcción en Chile. El cual tendrá un espejo primario de 39 metros de ancho, e instrumentación de última tecnología precisamente para hacer este tipo de observación.

"Un planeta, orbitando incluso una estrella tenue como Próxima Centauri, va a ser más de un billón de veces más débil que la propia estrella. Por lo tanto, lo que se hace es bloquear la luz de la estrella usando un dispositivo especial y que permite luego ir más profundamente en los alrededores de la estrella", explica el profesor de la Universidad de Cambridge Gerry Gilmore.


FUENTES: ESO, BBC, SPACE


#exoplaneta #eso #próxima b #próxima centauri
Compartir Twittear Compartir