Misteriosas emisiones de radio procederían de un agujero negro

Astronomía

Por Sophimania Redacción
5 de Abril de 2016 a las 16:31
Compartir Twittear Compartir
Misteriosas emisiones de radio procederían de un agujero negro
Observatorio de Arecibo. Foto: Astronomy Now

En febrero de este año un equipo de astrónomos reportó la detección de un resplandor de un evento misterioso llamado una emisión de radio rápida (FRB por sus siglas en inglés), el cual localizaría la posición exacta del origen de la explosión, un objetivo de larga data en los estudios de estos misteriosos acontecimientos.

Estos hallazgos fueron puestos rápidamente en tela de juicio por las observaciones de seguimiento. Y ahora, una nueva investigación liderada por los astrónomos de Harvard, Peter Williams y Edo Berger, demuestra que la emisión de radio en realidad se originó desde el núcleo de una galaxia distante y no está asociada con las ráfagas de rápidas de radio.

«Parte del proceso científico es investigar resultados para ver si se sostienen. En este caso, parece que hay una explicación más mundana de las observaciones de radio», afirma Peter Williams en el nuevo trabajo que ha sido aceptado para su publicación en Astrophysical Journal Letters.

Como su nombre sugiere, las FRB son breves pero potentes chorros de energía de radio que duran sólo unos pocos milisegundos. Los primeros solamente fueron identificados en 2007. Su origen sigue siendo un misterio. "Ni siquiera sabemos si vienen desde el interior de nuestra galaxia o si son extragalácticas", explica Berger.

La mayoría de los FRB han sido identificado en los archivos, mucho tiempo después de ocurridos, y eso ha hecho difícil poder hacerles seguimiento. Sin embargo el FRB 150 418, es el segundo evento en ser identificados en tiempo real. Las observaciones de radio publicados en Nature mostraron supuestamente un resplandor de radio de desvanecimiento con características de FRB. Ese resplandor se utiliza para vincular la FRB a una galaxia situada a unos 6 mil millones de años luz de la Tierra.

A finales de febrero y marzo de este año, Williams y Berger investigaron una supuesta galaxia anfitriona en detalle utilizando la red de radiotelescopios Jansky Very Large Array (VLA). La fantástica sensibilidad del VLA permitió a los investigadores monitorear la galaxia de radio en la cadencia necesaria sin tener que interrumpir el horario regular del observatorio.

Si las observaciones iniciales hubieran sido un resplandor, este ya debería haber desaparecido por completo. Sin embargo, en vez de eso los científicos encontraron una fuente de radio persistente cuya fuerza varía al azar en un factor de tres, a menudo alcanzando niveles que hacían juego con el brillo inicial del resplandor. El estudio inicial también vio esta fuente, pero por desgracia perdió cualquier otra repetición.

«Lo que vio el otro equipo no era nada inusual», afirma Berger. «La emisión de radio de esta fuente sube y baja, pero nunca desaparece. Eso significa que no puede estar asociada con las ráfagas de radio rápidas».

En vez de eso, la emisión se originó a partir de un núcleo galáctico activo que es alimentado por un agujero negro supermasivo. Propulsiones duales salen disparadas del agujero negro, y los complejos procesos físicos dentro de esos chorros crean una fuente constante de ondas de radio.

Las variaciones que vemos desde la Tierra pueden deberse a un proceso llamado "centelleo", donde los gases interestelares se convierten en un "faro" de radio intrínsecamente estable que parpadea, al igual que la atmósfera de nuestro planeta hace que la luz de las estrellas centellee. La fuente en sí también podría variar debido a que el núcleo galáctico activo absorbe periódicamente un poco más de la materia y genera más brillo.

Si bien el vínculo entre las FRB y una galaxia en específico ha desaparecido, los astrónomos siguen siendo optimistas con futuros estudios. "En este momento la ciencia de las emisiones de radio rápidas está donde nos encontrábamos con los estallidos de rayos gamma hace 30 años. Vimos estas cosas aparecer y desaparecer, pero no sabíamos lo que eran o que las causaban", dice Williams.

"Ahora tenemos firme evidencia de los orígenes de ambos estallidos de rayos gamma cortos y largos. Con más datos y un poco más de suerte, espero que con el tiempo resolvamos el misterio de las emisiones de radio rápidas  también", finaliza.

 

FUENTES: ASTRONOMYNOW, ABC


#agujero negro #frb #emsión de radio rapida
Compartir Twittear Compartir