Tormentas solares habrían ayudado en la creación de la vida en la Tierra

Astronomía

Por Sophimania Redacción
25 de Mayo de 2016 a las 08:13
Compartir Twittear Compartir
Tormentas solares habrían ayudado en la creación de la vida en la Tierra
Un Sol más joven habría ayudado a crear vida. Imagen: NASA

Científicos de NASA creen haber resuelto finalmente, con la ayuda del telescopio Kepler, el misterio de cómo se crearon las condiciones para la vida en nuestro planeta y al parecer las erupciones solares serían la causa. Lejos de dañar la Tierra, las tormentas solares podrían haberla calentado lo suficiente como para albergar vida, así como proporcionar los elementos esenciales para crearla.

Conocida como la Paradoja del Sol Joven y Débil, donde el problema es que las estrellas como nuestro Sol brillan más a medida que envejecen, es decir, cuando la vida comenzó en la Tierra hace 3.5 millones de años sólo habría recibido tres cuartas partes del calor que tenemos hoy en día. Lejos de ser un lugar donde podría surgir la vida, nuestra joven Tierra habría estado congelada.

 

Paradoja del Sol Joven y Debil. Video: NASA Goddard

 

Una solución a esta paradoja era que la Tierra tenía una atmósfera más gruesa que atrapaba más calor a través de un efecto de invernadero. Sin embargo los resultados recientes sobre la base de rocas antiguas en Australia muestran que el aire era en realidad sólo la mitad del grosor de hoy, por lo que el problema era aún mayor.

Al encuestar a cientos de miles de estrellas, Kepler ha sido capaz de analizar estrellas similares al Sol en sus diferentes edades. El equipo encontró que mientras que las estrellas más jóvenes son más tenues, también son más propensas a tener violentas erupciones con más frecuencia.

Estas súper llamaradas solares pueden enviar miles de millones de toneladas de partículas energéticas al espacio. Si la Tierra se encuentra en los alrededores, estas partículas chocan contra nuestro campo magnético protector. Cada siglo más o menos un evento gigantesco en particular puede causar graves daños a nuestra infraestructura. Un Sol más joven podría haber estado desatando diez de estos eventos al día.

Estas tormentas más violentas habrían colisionado con un campo magnético más débil en la Tierra más joven lo que significa que la energía de habría llegado a la atmósfera y desencadenado las reacciones químicas que dan convierten a las moléculas de nitrógeno en óxido nitroso y cianuro de hidrógeno.

El óxido nitroso es un gas de efecto invernadero increíblemente potente. Hoy oímos del dióxido de carbono en nuestro aire, pero si la joven Tierra hubiera tenido solamente una centésima parte del óxido nitroso que tenemos hoy, entonces suficiente calor quedaría atrapado como para evitar que el agua se congele. El hecho de que las mismas reacciones también pueden crear cianuro de hidrógeno, un elemento clave química para la vida tal como la conocemos, es especialmente emocionante.

Sin embargo, esas mismas tormentas solares que aparentemente originaron la vida en la Tierra, también hicieron de Marte el lugar inhóspito que es hoy. La diferencia, la hizo nuestro fuerte campo magnético. Esta nueva investigación puede añadirse a la lista de requerimientos cuando busquemos vida en otros planetas.

 

FUENTES: SCIENCEALERT, GIZMODO


#tormenta solar #vida #nasa
Compartir Twittear Compartir