Viaje a Marte volvería locos a los astronautas

Astronomía

Por Sophimania Redacción
6 de Mayo de 2015 a las 13:54
Compartir Twittear Compartir
Viaje a Marte volvería locos a los astronautas

Según un artículo recién publicado en la revista Science Advances por un grupo de expertos de la Universidad de California en Irvine, los cerebros de los astronautas colonizadores de Marte serían bombardeados sin descanso por partículas destructivas que podrían afectar, para siempre, a sus sistemas cognitivos.

Charles Limoli y sus colegas hallaron que la exposición a partículas muy energéticas (la mayoría de las cuales proceden de rayos cósmicos y que bombardean a los astronautas durante sus misiones) es capaz de causar daños significativos al sistema nervioso central, generando después graves alteraciones cognitivas.

Para el estudio, un grupo de roedores fue sometido a radiación con partículas cargadas similar a la que recibirían los astronautas durante su viaje. Los investigadores hallaron que la exposición a estas partículas provocaba inflamación cerebral, lo que interrumpía la transmisión de señales entre neuronas. Las imágenes revelaron cómo la red de comunicaciones cerebral se alteraba a través de reducciones en la estructura de las células nerviosas (dendritas).

 

 

marte 2

Foto: ABC

 

 

Disfunciones cognitivas de este tipo suelen observarse en pacientes con cáncer cerebral que han recibido más de un tratamiento con radiación en dosis muy elevadas. En otra investigación, Limoli ya había estudiado el impacto de la quimioterapia y la radiación craneal en los procesos cognitivos.

Según Limoli, aunque el deterioro cognitivo en los astronautas tardaría varios meses en manifestarse, el tiempo necesario para una misión a Marte es más que suficiente para que estos déficits se desarrollen. Los astronautas que trabajan durante largos periodos en la Estación Espacial Internacional no están sometidos al mismo nivel de bombardeo de rayos cósmicos, ya que siguen estando bajo el manto protector de la magnetosfera terrestre.

Según Limoli, una solución sería que la nave contara con zonas altamente reforzadas y protegidas, en especial las destinadas al descanso y ocio de la tripulación. Sin embargo, las partículas de radiación cósmica, altamente energéticas, atravesarían la nave espacial igualmente. Otra esperanza podría ser la de someter a los viajeros espaciales a tratamientos preventivos.

 

 

FUENTE: ABC


Compartir Twittear Compartir