ALMA: El más grande proyecto astronómico en Tierra se inaugura en Chile

Cosmos

Por Sophimania Redacción
12 de Marzo de 2013 a las 11:40
Compartir Twittear Compartir
ALMA: El más grande proyecto astronómico en Tierra se inaugura en Chile

Este 13 de marzo tendrá lugar en Atacama, Chile la inauguración oficial de ALMA (Atacama Large Millimeter/Submillimeter Array), el observatorio de diseño y tecnologías revolucionarias que rastreará el Universo con un detalle sin precedentes medianteondas milimétricas y submilimétricas. ALMA le dará a los astrónomos del mundo vistas nunca antes posibles de los orígenes de las estrellas, galaxias y planetas para intentar responder las interrogantes y grandes misterios del universo.

La mayor parte de los fotones del universo (las partículas que portan todas las formas de luz que conocemos: visibles e invisibles), están en la longitud de onda que tiene ALMA. Y lo que hará ALMA será brindarnos un panorama en alta resolución de esas longitudes de onda. Lo que según Anneila Sargent, profesora de Caltech y miembro del comité de ALMA, nos dará un avance tremendo en astronomía abriendo una de las últimas fronteras de la ciencia.

Las longitudes de onda milimétrica y submilimétrica están entre lo que tradicionalmente se llaman ondas de radio y las ondas infrarrojas. El sistema de ALMA con sus antenas de alta precisión le dará a los científicos vistas de una sensibilidad dramáticamente superior y la habilidad para detectar objetos que son apenas visibles a un telescopio de lentes o al ojo humano. Además de la habilidad de ver con un detalle jamás antes obtenido en las observaciones de este rango.

Comparativo de precisión alcanzada por ALMA con respecto a Hubble y Herschel. Imagen: ufoetscience.wordpress.com/

ALMA, a diferencia del resto de telescopios ópticos del mundo, podrá captar radiación proveniente del espacio en longitudes de onda más larga, de entre unos pocos cientos de micrómetros y aproximadamente 1 milímetro; esto es cerca de mil veces más largas que las ondas de luz visible que captan los telescopios ópticos.

Por esto es que ALMA no se parece mucho a la imagen que suele hacerse la gente de un telescopio gigante. No utiliza esos espejos brillantes que caracterizan a los telescopios fabricados para captar la luz visible e infrarrojo, sino que está dotado de antenas con grandes reflectores metálicos. Cada reflector tiene la misma función que el espejo de un telescopio óptico: en este caso, la de captar la radiación proveniente de objetos astronómicos distantes y dirigirla hacia un detector que mide los niveles de dicha radiación. ALMA combinará las señales provenientes de cada antena para trabajar como un gran e integrado radiotelescopio.

Para ello, este coloso de la observación astronómica cuenta con 54 antenas de 12 metros de diámetro, y otras 12 antenas de 7 metros. La precisión de las parábolas de ALMA - que se hicieron el observatorio de VLA (Very Large Array), cerca de Socorro, Nuevo México - es de 25 micras, mucho más fina que el espesor de una hoja de papel.

Antenas de ALMA y en el fondo de la fotografía, un impresionante plano de nuestra Vía Láctea, vista hacia el centro como un bulto amarillo con delineados oscuros. Las líneas oscuras son nubes inmensas de polvo interestelar en el disco de la galaxia que se ven opacos a la luz pero que son transparentes en longitudes de onda largas como las que detecta ALMA. Imagen: www.koolnews.gr

Esto permitirá, por ejemplo, conocer más acerca de los filamentos solares - especie de bucles magnéticos que mantienen masas de gas denso y relativamente frío suspendidas por encima de la superficie del Sol - además de sondear los electrones más energéticos del astro, arrojando luz sobre las preguntas de cuándo, dónde y porque los electrones se aceleran rápidamente a altas energías.

Todo comenzó cuando a finales de 1990, Europa, a través de ESO (European Southern Observatory), firmó un acuerdo con EE.UU., al que se sumarían Japón y Taiwán unos años más tarde, sentando las bases de un proyecto científico auténticamente planetario. Desde esa fecha, se realizaron innumerables reuniones, congresos, informes, solicitudes de financiamiento, etc, para llegar a definir el instrumento con 66 antenas de altísima precisión.

¿Por qué se eligió el desierto de Atacama? Los últimos años, Chile se ha convertido en un país líder a nivel mundial en el campo de la astronomía, alojando la mayoría de los más poderosos observatorios astronómicos terrestres en la Tierra.

El desierto de Atacama tiene condiciones geográficas y metereológicas inmejorables para el proyecto. Por un lado, llueve poco durante el año. Su precipitación anual promedio está por de bajo de 100 mm; lo que lo convierte en el lugar perfecto para un nuevo telescopio capaz de detectar ondas de radio de sólo milímetros de longitud de onda. Pues si la atmósfera donde está ALMA contuviera agua, las señales de radio serían absorbidas. Las minúsculas gotitas de agua dispersarían las ondas de radio en todas las direcciones antes que lleguen al telescopio, degradando la calidad de las observaciones.

ALMA en Chile. Imagen: BBC

Otra razón por la que el desierto de Atacama fue elegido es que hay muchos objetos importantes y únicos en el cielo austral - que es el que se puede observar desde el hemisferio sur - , incluyendo el centro de la galaxia y las galaxias Gran Nube de Magallanes y Pequeña Nube de Magallanes.

Los astrónomos operan el telescopio desde el Edificio Técnico ubicado en el Centro de Operaciones de ALMA, en el mismo desierto de Atacama, a 2900 metros sobre el nivel del mar. Por otro lado, el conjunto de antenas se encuentra en el altiplano de Chajnantor, una planicie a una altitud de 5 mil metros, también ubicado en el desierto.

Actualmente, ALMA está observando ya con las primeras antenas que han entrado en funcionamiento. El tipo de observaciones a realizarse es seleccionado mediante una durísima competición internacional en la que participan astrónomos de todo el mundo; los cuales, se esfuerzan en proponer los proyectos más novedosos.

Los astrónomos esperan que ALMA contribuya a una variedad de especialidades científicas: como herramienta para estudiar las primeras galaxias y estrellas que emergieron de las \"eras oscuras\" hace miles de millones de años gracias a que estos objetos pueden verse a gran distancia cósmica hoy con sus ondas de luz estiradas al milímetro y submilímetro por la expansión del universo; también podrá estudiar la formación de las estrellas y planetas sin el impedimento del polvo que oscurece las observaciones con luz visible. ALMA podrá detectar estrellas jóvenes en proceso de formación, así como también proveer detalles de la compleja química de las nubes gigantes de gas y polvo de los sistema planetarios y estelares.

Una vista combinada captada por ALMA y el Telescopio Hubble de la Galaxia Antennae CREDITO: ALMA (ESO/NAOJ/NRAO)

ALMA es una colaboración internacional entre Europa, Japón, Estados Unidos en cooperación con Chile. Es financiada en Europa por ESO, en Japón por la National Institutes of Natural Sciences en cooperación con la Academia Sinica de Taiwan y la U.S. National Science Foundation de EE.UU. en cooperación con el National Research Council de Canadá. Y su operación y construcción ha estado a cargo del ESO en Europa, el Observatorio Nacional de Astronomía de Japón, y el Observatorio Nacional de Radioastronomía de EE.UU., que a su vez es manejado por Universidad Asociadas y otros.

Información de ElMundo.es, Página Oficial de ALMA y NRAO. Versión y edición de Sophimanía.

Artículo original y completo (en español) aquí y aquí y (en inglés) aquí.

 


Compartir Twittear Compartir