¿Cómo se formó realmente la Luna?

Cosmos

Por Sophimania Redacción
5 de Junio de 2014 a las 18:43
Compartir Twittear Compartir
¿Cómo se formó realmente la Luna?

Los científicos planetarios han creído durante mucho tiempo que nuestra Luna se formó después de una colisión entre la Tierra y otro planeta, pero los estudios de la Tierra y rocas lunares sugieren lo contrario. Un nuevo análisis de la composición de las rocas lunares traídas por los astronautas del Apolo puede ayudar a resolver finalmente el misterio.


Un nuevo estudio publicado en Science, da luces acerca de la real composición de nuestro satélite.

 

 

Versión tradicional

 

Al principio de su historia, la Tierra fue golpeada de refilón por un planeta del tamaño de Marte. Ese planeta fue destruido por el impacto, pero gran parte de sus escombros formaron un disco alrededor de la Tierra que con el tiempo se fusionó en la Luna. Hay mucha evidencia que apoya esta hipótesis.

 

El satélite se habría tornado caliente y terminó convirtiéndose en la Luna rocosa árida que vemos hoy.


Pero cierta evidencia no encaja: la composición de las rocas lunares. Los investigadores han encontrado que las rocas de diferentes partes del sistema solar (traídos a la Tierra como meteoritos) tienen sutiles diferencias en su composición.


El oxígeno, por ejemplo, se presenta en diferentes variedades, llamadas isótopos. Los meteoritos de diferentes partes del sistema solar tienen diferentes proporciones de estos isótopos. Así que una roca de Marte tendría una relación muy diferente de isótopos comparación con los isótopos de un trozo de un asteroide o una roca de la Tierra. Estas razones son tan fiables que los investigadores los utilizan para identificar de dónde vienen lo meteoritos.

 

 

luna mineral

Wikipedia

 

 

Hipótesis actuales

 

La hipótesis del gran impacto predice que la Luna debe ser de aproximadamente 70% a 90% de material del objeto que impactó, por lo que sus relaciones de isótopos deben ser diferentes de la de la Tierra. Pero desde que los investigadores analizaron las rocas lunares traídas por el Apolo, no han podido encontrar ninguna diferencia significativa en las proporciones de isótopos en la Tierra y la Luna.


Esta discrepancia ha preocupado a los científicos planetarios tanto que en los últimos años se han presentado una serie de escenarios alternativos para explicar los orígenes de la luna.


Una hipótesis sugiere que podría haber existido mayor mezcla entre este disco de escombros que rodeó la Tierra y la Tierra misma, o que se habrían unido luego del impacto, otra idea es que la Tierra pudo haber sido golpeada por un objeto igual de contundente que ella.


Otra posibilidad es que la Tierra podría haber sido impactada por un objeto mucho más pequeño, que habría servido de poco material para la luna. Sin embargo, ha sido difícil de demostrar a partir de los datos que se tienen hoy.

 

 

luna cara

Wikipedia

 

 

Nuevos datos

 

El nuevo estudio inició un debate debido a que un equipo de investigadores dirigido por Daniel Herwartz de la Universidad de Colonia en Alemania había actualizado recientemente su espectrómetro de masas (una forma supersensible de escala atómica) y decidió probar el dispositivo sobre el problema de la proporción de isótopos Tierra-Luna.

"Nuestro análisis es ahora de mayor magnitud, mejor que otros laboratorios", dice el miembro del equipo Andreas Pack de la Universidad de Göttingen en Alemania.

El equipo se apoderó de algunas muestras de rocas de la NASA que había sido traídas por las misiones Apolo 11, 12 y 16 y extrajeron oxígeno de todas las muestras. Luego se pasaron a través del espectrómetro para averiguar las proporciones de cada isótopo.


Su conclusión apoya la opinión de que la Luna se formó por una colisión gigante de la Tierra con otro objeto de similar magnitud. "Es un alivio que se haya encontrado una diferencia en los porcentajes de los isotopos, ya que la ausencia total de la diferencia entre la Tierra y la Luna sería difícil de explicar", comenta el científico planetario David Stevenson, del Instituto de Tecnología de California en Pasadena, en un correo electrónico.

 

El equipo explica que los resultados sugieren que la Luna es una más o menos 50-50 mezcla de tierra y el material del impactador. Por otra parte, la alta relación de isótopos de oxígeno sugiere que el impactador se hizo principalmente de un material poco común llamado chondrite enstatita. La gran mayoría de los meteoritos que aterrizan en la Tierra son condritas, pero solo alrededor del 2% son enstatitas.

 

FUENTE: Science Mag


Compartir Twittear Compartir